Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 LOS D E S I E M P R E ¿Que quiénes son esos i que cruzan por la calleja y van cantando la copla de Ssta noclie es Nochf Pues son los mismos de- los que nada les arredra, los que se echan á la calle con tambores y panderas, y van recorriendo el barrio, cantando, de puerta en puerta, villancicos picarescos que sacan de su cabeza. Ahí los tenéis cómo gozan, ahí tenéis cómo se alegran, y cómo cantan y ríen, y cómo olvidan sus penas, seguro que no se cambian por los que en ricas vivieneías se regalan el estómago con comidas suculentas. No hay quien como ellos se alegrC; no ha -cjuien mejor se divierta; él es Lucio Bergamota, un artista en medias suelas, capaz de echarle tacones á una palangana viejs; va con la capa terciada y la zambomba á la diestra, tirando de una colilla de un cigarro que envenena, y presumiendo de ehulo, y. dándola de tunela. La mujer, que es su señora, se llama Paca Revuelta, vende churros en verano, y en invierno es castañera; riñó con el agua un día, y ya no Cj uiere ni verla ni bebería, y, en vez de agua, hoy bebe aguardiente á secas; gruñe á su esposo, y su esposo, resignado, la respeta; le araña frecuentemente, pero esas son menudencias ó pláticas de familia que con tafetán se arreglan. Kl nene es digno retoño de la sin igual pareja; Bavtolín, que así le llaman, es un hartólo de veras; tiene doce años y medio; hace seis que va á la escuela, y no sabe el angelito las cinco primeras letras, ni rezar un Padrenuestro, ni hacer palotes siquiera; en cambio, canta el cuplé de moda que se las pela, y hace burla de su madre, y á su padre no respeta; rebujado en la bufanda, repica un tambor que atruena, y acompaña el estribillo que papá y mamá berrean. s de los tres cantantes a ex simpático Gambelta- I n perro de casta mixta, cjue, á buen seguro, piensa lejor que sus propios amos, en su canina ralea s posible c ue al tal chucho 1 respeten por su ciencia. 3 Jií tienes, lector querido, una familia dispuesta pasar la noche alegre, unque les mate la niebla, y aunque la helada respiren y el frío les entumezca; ello es cantar muchas coplas, ello es ir de puerta en puerta metiendo ruido y cantando villancicos que molestan, ello es faltar al que pase, ello es libar Valdepeñas, ello es que al rayar el día, y con la voz descompuesta, el nene, el padre y la madre, cogidos y como cepas, vayan cantando la copla de Esta noche es Nochebaena El perro sigue tras ellos, muy caída la cabeza y á una prudente distancia, ¡es niu. y pensador Gambetla! De vez en cuando los mira, vuelve á agachar las orejas como pensando y diciendo: ¡Gran Dios, qué gente tan necia, qué noche estamos pasando, qué Navidad nos espera... ¿Y á esto lo llaman personas? ¡Válgame Dios, qué vergüenza! Yo soy perro y no me cambio por una gente como ésta. A. íTONio C A S E R O DIBUJO DE MEDINA VgltA