Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REVUELTA URín 5I ñAhE. ANÉCE ÜTA CAR! CATURAR D DC VERDADES Y MENTIRAS L, as personas frioler a s y cuantas s i n serlo temen las corrientes de aire frío de que disfrutamos en los tranvías con el continuo abrir y cerrar de las portezuelas verán con envidia la innovación introducida en el servicio de tranvías de Maguncia (Alemania) Bn el medio de los carruajes se han instalado calorí C A L E F A C C I Ó N EN LOS T R A N V Í A S m J H! iSÍL H ffi? Í Mil Efl H K Mí 1 r ll S 3 aj ÍT LV N I H m i M IH Tales son: Becquer y Villieres de l Isle- Adam, de quienes dice irónicamente un escritor que no supieron ganarse s. VLv iAg zs. í í despue s de muertos. EGOCIO FILATÉLICO A los entusiastas coleccionistas de sellos les. halagará seguramente la noticia. 131 pintor Caillebotte, que era uno de los más fervientes cultivadores de la filatelia, reunió una colección, por la que le dieron la respetable cantidad de 400.000 francos. I, a colección de Caillebotte se encuentra en la actualidad en éi Britilis Museum de Londres. KjiHiL NOVUM... El taxímetro, ese aparato moderní simo para medir el recorrido dé un carruaje, resulta ahora antiquísimo. Un periódico del Extremo Oriente, el Os tásistciche- Lloyd, ti. a. probado, por medio de dibujos sacados de la célebre colección de pinturas conocidas con el nombre de Tsan- thuhae, qué en China se aplicaba á los vehículos un aparato análogo en el siglo xr. hsígigilucha llevaba. una especie de tambor que una maza hacía sonar cada vez que había recorrido na distancia de i 000 metros. L MOVIMIENTO CONTINUO Este a r d u o problema, cuya resolución ha hecho el mayor número de locos en el ramo de inventores, se nos presenta ahora resuelto por un francés. Este automotor gira por sí mismo indefinidamente. Consiste en una placa de cinc con un orificio eii su centro por el que pasa un eje de rnadera. En los dos extremos de este eje van fijas varias cuerdecitas que sostienen la rueda y que la hacen girar por un sistema muy sencillo é ingenioso. La rueda, rodeada de cuerdecitas, está colocada de suerte que está mojada continuamente en un recipiente lleno de agua. La cuerda mojada al retorcerse desplaza lige- N E feros que producen una temperatura agradable é higiénica. Se dice que muy en breve se hará extensiva ¡a reforma á casi todos los tranvías alemanes. Se dirá que no cabe comparación entre los rigores del invierno en los países germánicos y los de estos climas ozt fleutit l oranger; pero sobre que en Madrid no florece el naranjo fuera de estufa, con naranjo y todo tenemos por acá alsrunos inviernos sobradamente europ -G A N A N C I A S DE LOS ESCRITORES Hoy que tanto st habla de las pingües ganancias que obtienen con sus obras los escritores privilegiados, es curioso conocer lo que ganaban hace cuatro años los escritores notables. La Historia del Consulado y el Imperio, de Thiers, se pagó en 500.000 francos, la mitad de ellos adelantados. El editor compró á Thiers, como instrumentos de trabajo, por valor de 13.000 francos de mapas, colecciones, libros, etcétera, etc. Lamartine logró también ventajosos precios para sus obras, lo cual no le impidió morir casi en la miseria. Un librero le compró todas sus producciones pasadas, presentes y futuras. Byron, Walter Scott, Chateaubriand y otros consiguieron también enriquecerse con sus escritos, y si en el momento de sU muerte carecían de fortuna, no puede culparse á sus lectores. Otros han sido tan desgraciados que el éxito de sus obras no ha comenzado hasta después de muerto el autor. ois. Delixis ramente y hace bascular la rueda, y de este modo la máquina no se para nunca. La inveneión ha obtenido un gran premio en la Exposición Lépiae, y ha sido observada con el mayor interés.