Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESARLVUELTA CONCEPCIÓN A R E N A L Recoger á la infancia abandonada, ampararlii y educarla, es una obra de caridad y de razón, de humanidad y de cálculo. Un genio es una fábrica; un envidioso es un almacén. J. BALMES. La amistad h a sidp concedida por la Naturaleza para apoyo de las virtudes; no para compañera de los vicios. CICERÓN RENGLONES CORTOS DEL ROMANCERO MORISCO ANTOLOGÍA CASTELLANA JOYAS ANTIGUAS PROTECCIÓN OFICIAL- -Su hijo de usted se va á aburrir en este pueblo. -No tendrá tiempo de aburrirse. Cuidará de sus enfermos, cazará un rato; otro pintará, que es muy aficionado. ¿Si? Pues ya le guardo que hacer; le dará á mi alcoba un par de manos, y lo que se haiga de ganar otro... -Por nada del mundo querría yo ser hombre. ¿Por qué? -Porque ser hombre es un oficio, y ser mujer es un arte... -Hombre, estoy preocupado estos NA IDEA FELIZ días. Llega el cumpleaños de mi madre política y no sé qué regalarla. -Yo no la regalaría nada á una suegra. ¡Chico, me has dado una idea! ENSAMlENTO DE UNA COQUETA u La señora. -i o leparece que desde que me he teñido el pelo de rubio estoy más joven? ¡mando. -SWhiÍA mía. Parece realmente que tienes quince días menos. pAZON PODEROSA Una Señorita muy sorda preten de una plaza de telefonista, y el director la dice: ¿Pero cómo va usted á prestar servicio siendo sorda? -Perfectamente; porque yo tendré siquiera esa excusa cuando no conteste. ELIGROS DEL AUTOMÓVIL Digan 10 que quieran es un aparato peligrosísimo. -Sin embargo. No haciendo locuras... -Desengáñense ustedes. ¡Casi ninguno de los que se dedican á ese sporí llega a ¿n de sus dios! EFECTOS DE LA QUÍMICA P PENSAMIENTOS Un filósofo es un hombre que se atormenta toda la vida para que hablen de él después de su muerte. I A NODRIZA DE A I E M B E R T S Si tienes el corazón, Zaide, como la arrogancia. y á medida de las manos dejas volar las palabras; si en la vega escaramuzas como entre las damas hablas, y en el caballo revuelves el cuerpo como en las zambras; si el aire de los bohordos tienes en jugar la lanza, y como danzas la toca con la cimitarra danzas; si eres tan diestro en la guerra como en pasear la plaza, y como á fiestas te aplicas, te aplicas á la batalla; si como el galán ornato usas la lucida malla, y oyes el son de la trompa como el son de la dulzaina; si como en el regocijo tiras gallardo Jas cañas, y en el campo al enemigo le atrepellas y maltratas; si respondes en presencia como en ausencia te alabas, sal á ver si te defiendes como en el Alhambra agravias. Y si no osas salir solo, como lo está el que te aguarda, algunos de tus amigos para que te ayuden saca. Q: ue los buenos caballeros, no en palacio ni entre damas, se aprovechan de la lengua, pues es do las manos callan; pero aquí que hablan las manos, ven, y verás cómo habla el que delante del Rey por su respeto callaba. JEsto el moro Tarfe escribe con tanta cólera y rabia, que donde pone la pluma el delgado papel rasga. Y llamando á un paje suyo, le dijo: Vete á la Alhambra, y en secreto al moro Zaide da de mi parte esta carta; y dirásle que le espero donde las corrientes aguas del cristalino Jen il al Géneralife bañan.