Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Hablan de la fronda, del ave, del río, de sus almas grises, i de Rubén Darío! -Yo ofrezco á usted, Asunción mis trenes, mi corazón, mis títulos y mi hotel. ¡Qué bien, señor Pimentel, expone usted la pasión! -Niña, ¿la acompaño á usté? ¿Pa qué? -Pa casarraos usté y yo. ¿A que no? ¡Qué guapa estás, chica! ¡Qué tuno eres, chico! ¡Mía que eres borrica! ¡Mía que eres borrico!