Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AL VOLVER Zras ia ausencia prolongad? que exigieron mis amores, he vuelto á ver a la amada causaníe de mis dolores. y ¡oh, aondieión veleidosa de, nuestra trisfe forluna! su aparieión misíeriosa no me hizo mella ninguna. Giérfo que del pensamiento su imagen estaba ausente, pero temía el memento de mirarla frente afrente; pues aunque hallemos ¡a aalma cuando los sueños son idos, ¿quién puede evitar que el alma se, le asome á los sentidos? SPensé que de nuevo al verla resuaifase mi historia; que volvería ¿quererla de aquella edad en memoria; pero desgraciadamente vi que estaba equivocado... i Mi anior de ayer, al presente, me tiene muy sin cuidado! al ver el idilio muerto, sólo el consuelo me queda V. í de que ella, se me paga en ig Su corazón, y que endulzó debe estar ba- pues no ha incendiado sus ojos. ff asó, pasé... Jndiferentes nos vimos sin decir nada, ¡que hay silencios elocuentes para una vida cansada! S ero es de más elocuencia lo que vi, mal de mi grado: vi que durante mi ausencia ¡la miserable ha engordado... Mas haga el insulto pausa, y aun mutis, pues es probable que á mí, por la misma causa, ma diga ella ¡miserable! ¡Sordos ios dos... ¡Quién dijera que íbamos, tras los recuerdos V- í- rrJi de ura pasión verdadera, a engordar como los cerdos! Sifiínos con arrebato soñando unir ambas vidas: í ¡si tú me olvidas, me mato! V me muero si tú me olvidasl ¡í estamos, ¡ay! no difuntos, rollizos y relucientes... ¡6 n vez de morirnos juntos, hemos engordado ausentest Jlsí terminan las glorias de los más firmes amantes, que, á pesar do las historias, son iodos unos farsantes... GIL PARRADO. DIBUJO DT: H- JERrA