Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ar cojMíci PO LUSTRADAf AÑO XVI n MADRID, 24 DE OCTUBRE DE 1908 NÚM. 912 J c l í r T -X. SUCESIÓN DE MAJESTADES de formarse en su seno, recibió su dirección, así como el niño salido del claustro materno es gobernado y protegido de la madre, so pena de perecer si le apartan de su amparo y custodia. Y la fuerza fué el instrumento de gobierno de aquella Majestad primitiva: es el que posee y emplea siempre en sus obras y acciones. Por impulso y equilibrio d é l a fuerza nace y vive todo lo que vive y nace en torno del sol. Por él se mueve y funciona el mundo sideral; por él el mundo terrestre. Por fuerza esponMajestad Naturaleza; LAella rigió áprimera del mundo fué laque, acabada la naciente humanidad, tánea germina la simiente y rasga la costra de la tierra, irguiéndose luego sobre ella en árbol gigantesco, arbusto- enano, espiga flexible ó flor hermosa. Por su fuerza natural, las aguas subterráneas rompen su cárcel de roca y surgen violentas y se derraman en ríos anchos ó arroyos humildes. Por su fuerza, los mares se mecen en vaivén eterno sobre sus lechos de arena sin caerse de los bordes que los limitan. Y á ejemplo é imitación de la Naturaleza, por la fuerza vivió y se defendió el hombre primitivo suje- tando á sus convecinos de morada terrestre. Representando ese elemento de poder, un forzuao