Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA RLVUCLTA p L ELEFANTE Y JASÜRTIJA Un elefante se tragó en Nueva; York un anillo que tenía un valioso brillante, y para averiguar en qué punto de su enorme cuerpo estaba la alhaja, ha sido fotografiado su interior con auxilio de los rayos X. Tres operadores y cuatro domadores de elefantes han tomaUno de los fenómenos más curiosos déla vida de los roedores, que fué observado por Linneo, es la emigración periódica de las ratas de Noruega. Cada diez años se las ve emigrar por bandadas de millares que descienden de las montañas del Norte y toman la dirección del Golfo de Bothnia. I a ciencia ha sido hasta ahora impotente para explicar las razones de este éxodo. Pero el pueblo, que ignora de dónde han partido estas legiones de ralas, se ha imaginado durante mucho tiempo que caían d é l a s nubes. Wormius, ápesar de su erudición, ha escrito una obra para probar el fundamento de esta leyenda popular. R ATAS EMIGRANTES REFRANES ILUSTRADOS do parte en la operación, que ha resultado difícil y laboriosa durante un día entero. Fué dividido idealmente el cuerpo del animal en cierto número de secciones numeradas, y se formó un diagrama con los números correspondientes, para poder establecer con exactitud el punto donde el anillo se hallaba al desarrollar las fotografías. El elefante comenzó por espantarse del ruido del aparato, y costó gran trabajo habituarle á él. Una vez tranquilo, al parecer, se hizo la primera fotografía, y se espantó nuevamente de la claridad del tubo de Crook, y cuando acabó de sosegarse del todo, convencido de que aquellos hombres no trataban de hacerle daño alguno, una sacudida de uno de los hilos del tubo le puso fuera de sí, y en nada estuvo que el aparato y la cámara quedaran hechos trizas. A fuerza de heno y de azúcar se calmó por completo, y así pudieron hacerse todas las fotografías... sin que se lograra encontrar la sortija por ninguna parte. 1 ASMUJERES Y ELTIEMPO Un célebre profesor de la Universidad de Havard, en los Estados Unidos, se ha dedicado á experimentos, de los cuales resulta, según él, que las mujeres se dan menos cuenta qué los hombres del transcurso, del tiempo. Para hacer esta afirmación se ha dedicado á examinar 251 muchachos y 274 muchachas, y cita con indignación el caso de una jovencita que calculaba en tres minutos un intervalo que apenas había durado minuto y medio. ¿Eso qué prueba? -r nos dice una joven andaluza de genio vivo. ¡Que a la pobre chica que aguantaba la lata del profesor le parecían los minutos siglos! p L VELO DE LAS MUSULMANAS lyarevolución de Tur quía ha mejorado la condición de la mujer, y son muchas las que se presentan ya en público sin cubrir su rostro con el tradicional velo. Se ha averiguado que esta costumbre no es una práctica impuesta por el Corán, y acerca de su origen se cuenta que el profeta Mahoma tenía una nuera muy hermosa, pero muy ligera de cascos. Harto el marido de las veleidades de su cara mitad, quiso repudiarla, pero el Profeta los reconcilió y obligó á la esposa á- cubrirse el rostro con un velo, á fin de evitar los galanteos demasiado vivos de los hombres. Como esta práctica resultaba muy simpática para los dueños del harén, no tuvieron priesa ninguna de, aboliría. I c 7 VR J 1 Vrf oX 4i Ci i V) M M Í! li HilB áWi m. Sü V J J Cuando la mala ventura se duerme, nadie la despierta. -Dame dineros, no me des consejos.