Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CUADROS MADRILEÑOS LA H I S T O R I A ETERNA ó EN LA TABERNA (PROSA RIMADA) Vermú pa mí. ¿Qué tomas tú? ¿Q. i h. é de tomar? Tamién vermú (Y ambos se van áí mostrador donde les sirve el echador. ¿Piensas, lector, que es de Torino (ó de Tun n) ese vermú Pues... mal- vas tú por tal camino (ó tal camín Quia; no, señor. Ese beleño seductor y embriagador que á ti te dan en el café y el restorán y en el Bierhalkó brasserie, no es italiano... ¡que es de aquí! ¿Por qué engañarte? ¡Qué caray! En- Madrid hay una porción de casas que hacen la tal fabricación de buena fe, y que hasta se dedican á la exportación... Gracias á la des, aravaaon, es un negocio que ¡ya, ya! la producción y expendición de tal vermú Donde lo ves, te digo que es un negocian... ¿Creías tú que no hay aquí fábricas? Sí las hay, ¡y bien! Y hacen también atutiplén licores y la mar de cosas comníil faut: como Champán (courante y fine) Chartreusse, Bordeaux, Cháteau Margaux, Cháteau d Iquem, Béné dictine... ¡Y qué sé yo... ¿Son buenos? No; pero á mí iplin! Como no gasto de eso na que sea malo ó sea bueno, que sepa á gloria ó á veneno... ¡igual r. e da! II- Vermú pa mí. ¿Qué tomas tú? ¿Qu hé de tomar? Tamién vermú (Y ambos se van áí mostrador pa que ripiia el echador. Pues sí, señor... Este es un pueblo muy formal, trabajador, y hasta industrial y comercial; consumidor y productorj y vendedor y comprador, y vividor... y bebedor. Todo lo cual no debe ser mirado mal, sino mejor. Hay que vivir y hay que beber, y discutir y contender; rectificar, interpelar y perorar, y cuestionar y disputar, y hasta ofender y defender, y desafiar y pelear hasta morir. Y hay que decir: ¡Pus, hombre! ¡A ver si va poer ser! ¿U es qu hay qa hacer algún poer pa yo libar, soplar, mangar y trasegar too io que me salga d aquí? Y ascuch u. sté, ¿se pue pasar... -Pa mí que sí. -Lo mismo di... digo ú diré que digo yo; ¡pa que s entere este gacho, qu está gilí y algo de li... lila perdí... III- Vermú pa ti. ¿Qué tomas tú? ¿Qu hé de tomar? Siempre veruiú (Y ambos se van P 1 mostrador a que tripita el echador. ¿Tiusté gachí -M habla ust á mí... ¿Sil hablo yo? Creo que sí; digo, que no. ¡Ah, ya! Creí. ¡Pus n hace usté poquito el bu, y el paripé, y el fantasmón! Total, ¿pa qué? ¡Pa cuatro de licor vermú ¡Oué derrochón! ¡Me sale de... ¡Del Gíirugú! ¡Cá yate tú, Pantaleón... Y así prosigue la custión, que no es más que una discusión: la historia eterna de la taberna y el figón, ya sin ó con el peleón, ó la metralla de la Cazalla (más bien pescalla y el Chinchón. I, a cuestión es pasar el rato; beberse tres de lo barato, si no h a y más, y luego ¡zas... ¡Que yo te mato! ¡Matarás! ¡Que no me des! ¡Que sí te doy! ¡Que no me das! -Déjalo... p a h o y porque te vas ahora á caer, comprometer, ¡y hasta perder á tu mujer, calamidál- ¡Qu atrocidá! ¡No es usté nadie, cámara! Vaya, ¿qué va, qué va á poer ser. -No sé si irá. ¡Lo qu es por mí, no queará! ¡Salgn ust aquí, más qu hablaor, y se verá... E; PÍI, OGO Total: los echa el echador (para eso está) y aquí, lectoir, n ha pasao na, CARLOS MIRANDA. DlBUjT DE MrOlXA VERA