Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(iCíPO R E V I S T A ILUSTRADA ANO X V I U MADRID, lo DE OCTUBRE DE 1908 N Ú M 910 v V Pf: i 3 f f F I N DE V E R A N O Balneario de 26 Septiembre. ...Esta noche yo, Enrique Ardival, abogado con fama, hasta ahora merecida, por lo menos en lo segundo, de inteligente y caballero, he cometido una acción absurda, quizá una mala acción: me he declarado á Julita Verdes. H a sido una acción absurda, y quizá también mala, porque yo no estoy en realidad enamorado de Julita. Ella, á su vez, no me ha contestado favorablemente en seguida; pero me ha dejado, entrever con claridad que estaba dispuesta á hacerlo si yo sabía insistir un poco. Y, en un instante de clarividencia, ó acaso de piedad, he aprovechado su vacilación para darme por calabaceado y dejar de este modo su inocente amor propio satisfecho, y mi conducta futura para con ella á salvo. He sido absurdo y no he sido bueno. He ido contra todas mis ideas de probidad sentimental. ¿Por qué? ¿Por qué este desacuerdo entre mis convicciones y mis actos, esta falta de coordinación entre la teoría y la práctica, entre lo que yo creo, í q u e debo hacer en un caso especial como éste y lo que hago? ¿Por qué? Esta alma tan joven, esta alma de m uchacha, recién abierta á la vida, palpitante de curiosidad y de esperanza, expuesta á todas las ráfagas de la pasión iDri-