Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fi; Ifcil ai í í LA CANCIÓN DE LAS FLORES Como noohe sin estrellas, é o- -Tabres í 7 aroma, fn síe estaba, triste estaba el alma mía. Desdeñados sus purísimos amores, como noche sin estrellas se nublxóa, como flor en el inuierno perecía. yo pasé por tus jardines y cantaron las adelfas: Somos rojas porque fuego sus mejillas nos prestaron, y sus ojos nuestras venss incendiaron, y él rocío de sus labios nos dio riego. a queremos y cantamos; tú la aderas, pero lloras. yo pasé por tus jardines y allí vi que en tu hermosura, las camelias encontraban su blancura, sus aromas los jazmines, les claveles y las rosas su frescura. y las flores me dijeron: jíos concede sus amores, la queremos y cantamos; tú la adoras, pero lloras. y cantaban con sus mudas armonías: iJVíansntial de arrobadoras poesías, te adoramos y ofrecemos el tributo que debemos á la Sleina Soberana de las Diosas. y cayeron a tus pies los crisantemos, las orquídeas, las gardenias y las rosas, y las flores me dijeron: Jíos eoncede sus amores, la queremos y cantamos; tú la adora: pero lloras. yo pasé por tus jardines, j entre un bosque de azucenas y jazman- yo te vi, y el aima m a, jue sin éxito a la tuya suplicaba, lomo noche sin estrellas se nublaba. W. -4 II ll M V N S i