Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mESARLVUCLTA 140.000 francos. No creo que el si. steraa llegue á ser universal, pero sí debería aplicarse á las casas de campo. La idea de Reiniann no es nueva, después de todo. Cierto Brace, de Myerswil, cerca de Chatham (Inglaterra) linbía tenido una casa giratoria. Por cierto que de él se contaba humorísticamente que acabó por renegar de aquella extraña vivienda, porque el hombre era aficionadísimo á empinar el codo, y cuando su señora le veía r gresar al hogar dando traspiés, hacía girar la casa y el Sr. Brace se pasaba las horas desesperado, sin poder encontrar nunca la puerta. C O L E C C I O N I S T A PRÁCTICO Reunir al capricho la uti- CANTARES I L U S T R A D O S lidad realizando el aforismo utí e eí dulci, es lo que ha realizado un coleccionista ingl és. Este hijo de la Gran Bretaña pensó que las pajas con que el Rey Eduardo VII sorbe los refrescos no se debían perder, y durante- tres años le ha seguido por todas partes y ha racogido una á una las pajas ilustres. Así logró el hombre reunir una buena colección, que nadie antes que él había tenido la idea de coleccionar, y cuando Iss hubo reunido pensó en darlas u n a aplicación práctica, y se ha hecho confeccionar un sombrero que usa habitualmente. Hay quien se pregunta si será objeto de una recompensa este ingenioso admirador de su Soberano. I L TELFSCOPIO MAS GRANDE El Instituto Carnegie, de Washington, h a decidido la construcción de un telescopio monstruo de dos metros y medio de diámetro. El profesor Ritchey h a sido encargado de la construcción de la parte óptica. La máquina destinada al tallado del cristal está ya easi terminada y una armadura de metal para recibirlo está ya construida. El bloque de cristal, fundido con excelente éxito, pesa 4.500 kilogramos. Eres cuando te incomodas lo mismo que el Manzanares, que aunque del cauce se salga no infunde temor á nadie. ANÉCDOTAS A LIBREA DEL COMENDADOR Un comendadordeiVIal ta, rico, pero avaro, dejaba apurar las libreas á sus criados hasta el punto de que un zapatero de la vecindad, viendo los trajes de los lacayos tan agujereados, se burlaba de ellos. Quejáronse los lacayos á su amo, que hizo llamar al zapatero y le reprendió por su insolencia. ¿Yo, monseñor? -dijo el zapatero. -Eso es una calumnia. -Dicen que te ríes de la librea de mis criados. -Me río, sí, señor, pero no es de la librea; me río de los agujeros, que es precisamente donde no hay librea. Formalizaba el sitio de Garry el mariscal de Lesdigniéres, condestable de Francia, cuando un oficial le hizo presente que aquella plaza no la había podido tomar en otro tiempo el famoso Earbarroja, á pesar de ocupar el río. Tenía entonces el mariscal ochenta años y contestó al oficial: -No importa. Barbarroja no ha pod d- i tomar á Garry, pero con la ayuda de Dios, Garry será tomado por Barbacana. En efecto, la ciudad y el castillo fueron tomados en muy poco tiempo. 1 A DESCORTESÍA Sócrates saludó á un ciudadano, y éste no se dignó conlesiar á su saludo y siguió orgullosaiuente su camino. No demostró el filósofo por ello el menor disgusto ni resentimiento, y como sus amigos extrañasen esta indiferencia ante la grosería, les dijo: -Si yo viese pasar á alguien que fuese más feo y de peor traza que yo, ¿debería por eso enfadarme? ¿Pues por qué me voy á enojar con ese hombre por estar peor educúdo que yo? BARBARROJA Y BARBACANA Por pequeñita de cuerpo que nadie te quiera temes... Teniendo la cara hermosa, déjate de pequeneces. u C H i S T E S Y CARICATURAS N DEFECTO Al final de una comida, el dueño de la casa saca un frasco pequeño de ron. y dice. -Señores, esto es un néctar. ¡Tiene doscientos años! Dio á probar una pequeñísima copa á sus invitados y les preguntó orgulloso: -Y bien; ¿cómo lo encuentran ustedes?