Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
No es, por tanto, cosa fáeil distinguir en las palabras castizas de las que no lo son sería distinguir un duro sevillano de uno ni es empresa sencilla determinar raáles todo caso (más fácil legítimo) vocablos Rodrigo Caro, en el diálogo IV de su libro Dias geniales ó lúdicros, escrito á principios del siglo xvii, é impreso por los bibliófilos andaluces en Sevilla, en 1884, se refiere al balomlné ó ZÍ primitivo en estes términos: D. PED. -Yo he leído en las historias de las Indias que aquellos bárbaros juegan á la pelota desnudos y la recogen con el cuerpo, y vuelven con los muslos y espinillas y otras partes del cuerpo que á todos nos parecen ineptas para aquel ministerio. D. FERN. -Mucho más es volver la pelota con la planta del pie, y con todo eso hubo en la antigüedad quien lo hiciese. Así lo dice Manilío en el libro V, Astronómica: íttcpila iL celnifíiq- ií ntem- j f drtereplautt. cipcdibit pensare níaiius et Indcrc. íinttn... etc. Versos que á continuación traduce en esta foi 11; Diestro aquél en volver con diestra planta la pelota íuie huye, compensando con los iñcs el oficio de las manos. etc. Como sería pedantesco y M fgo jnllispcde ó pxilapede, m a n o yo doy mí humilde puesto jor el insigne Cavia, malsonante llamar á ese para indicar su origen rovoto al 1! LOMPIÉ, proque recuérdala antigüe- dad ESI ASOLA del BALÓX, y expresa aquí lo que es el M 4 ueden naturalizarse sin reparo y cuáles hay que rechazar como intrusos conteniendo su intolerable invasión, aunque sólo sea para conmemorar de este modo, el primer centenario de la guerra de a Independencia. juego con tanta exactitud y mayor claridad que íJo balli) fútbol. Aunque repito que si ésta voz hubiera arraigado, yo no hu- biera visto inconveniente en aceptarla, como hemos aceptado intennú, vodevil, yanqui y otras muchas, amén de las mencionadas más arriba. Recuerdo que Lope de Vega, declarándose partidario, con su mismo ejemplo, de enricj uecer el idioma introduciendo en él útiles voces extranjeras, escribió estos versos: Favorecido, en fin, de mis estrellas, algunas lenguas supe, y á la mía Balón no está en este último caso. ricos aumentos adquirí por ellas. En el primer tomo de la primera edición del primer P- c- ro entre la palabra extranjera y la palabra espaDiccionario de la lengua castellana, publicado por la Academia Española en 1726, ya figura la palabra balófi, y me parece que un vocablo que lleve, por lo menos, dos siglos de uso corriente, sancionado por la Academia, bien puede aspirar al goce de todos los derechos de nacionalización. BALÓN. -S. m. Juego que se juega como el de la pelota entre dos ó más personas, y sólo se diferencia en que la pelota es mucho mayor... Puede venir esta voz de la hechura de la pelóla, que es como UNA BOLA GRANDE. Fullis hidus Por fortuna para la palabra halón. -t iX puede justificar mucha mayor antigüedad en España para acreditar su castizo abolengo y su perfecto derecho de ciudadanía. En la Relación verdadera del recebimienío que la muy nobley. muy más leal ciudad de Burgos, cabeza de Casulla y Cámara de su Magesiad. hizo á la Majestad Real de la Reyna mteslra señora doña Anna de Austria, primera de este nombre... impresa en Burgos en casa de Felipe de lunta, año de 1571, se lee lo que sigue: Aguardauanaqui á s u Magestad tres carros triumphales de mucha grandeza y muy buena pintura; venia en el vno de ellos vn Cacique, vestido de brocado, de terciopelo de colores, y en su compañía seys Indios, é otras tantas Indias, con hábitos ce terciopelo y damasco de colores, conuenientes á su vso y nascion. sDelante de este carro andauán veynte y quatro Indios con ropillas, carafuelles y mantos de tafetanes de colores, jugando al BALÓN, que es viia pelota muy grande de viento. Si en el siglo xvi ya se jugaba en España al balón y se le daba este nombre, no creo justo que se lo qui temos en él siglo xx, sólo porque reaparezca como juego exótico importado, de Inglaterra. ñola, que tienen igual significación, sería antipatrióAntes que en Inglaterra y a. ntes que en España, se jugaba en Roma aS. balón, que entonces se Uamaba zí- tico y cursi preferir la primera. llis, fuelle, y se jugaba con los puños, con los codos... Dejémonos, pues, de fut- boly ¡adelante con el BAó con los pies. LOMPIÉ! FELIPE PÉREZ Y GONZÁLEZ. EIBUIOS DE MFDINA VEHA