Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Al pasarfveDte a l a casetadelJurado, los cañones de aviso hicieron veintiún d i s p a ros. Todaslasem barcaciones ancladas en el puerto saludaron, sonaron todas las sirenas de los vapores, y los marineros de los buques de guerra l a n z a r o n ¡burras! Muy g- ran de fuéiaovación al e n t e r a r s e la gente de que el Rey había ganado el gran premio de honor de Santander como vencedor en la regata- crucero. t 7- k ív y -í fcT PARTIDA DE TENNIS JUQ ii A POP EL REY LN LA MAG ALÍ- NA ifi- í i ft- M I J b f W. SANTONA. EL REY EN CASA DE LA MARQUESA DE MANZANEDO Al desembarcar S. M. se dirigió con el infante Di Luis de Orleáns al salón del Real Club Náutico, y ocupando la p r e s i d e n c i a fué haciendo entrega de los respectivos premios á los vencedores, según la relación del s e c r e t a r i o que comprendía los de las regatas efectuadas en ¡os días anteriores. El balandro Corzo ha resultado con dos premios de honor y dos primeros. También han s i d o premiados el Qzieen X, el Oseóme y la canoa del GiraldaEl martes ii, á las nueve y media de la mañana desembarcó el Rey en San Sebastián, dirigiéndose en laescampavía Guipuzcoana á las estribaciones de Miramar. Recientemente ha solicitado su jubilación como c a t e d r á t i c o de T e r a p é u t i c a el ilustre Dr. D. Benito Hernando y Espinosa, individuo de la Real Academia deMedicina y una de las personalida- EL REY PRESENCIANDO EL DESFILE DE LA BANDA DEL REGIMIENTO DE ANDALUCÍA A LA PUERTA DEL PALACSO DE LA MARQUESA DE MANZANEO O Fot: Alb. i