Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL VERANO EN MADRID I ba- Sil -f i t i EN RECOLETOS u a n d o el rubicundo Febo acen túa sus caricias de tal suerte que los termómetros agradecidos suben á los 40 grados á la sombra, lo más agradable que tiene la villa y corte son las estaciones de ferrocarril, por las que se apresura la gente á perder de vista la capital de España. Pero no á todos es concedida tanta ventura, y ya por ocupaciones imprescindibles, yaporrazones de distintos órdenes, incluso e l orden económico, son muchos los que tienen que permanecer en esta coronada r i v a l de la tierra del fuego. Se ven entonces casi desiertos f í 1 f Líí vvv. I i l A ACERA DE LA GRAN sitios en otras épocas niu 3 frecuentados, y al pasar por ellos diríase que Madrid se había despoblado por completo; pero en cambio en improvisados oasis se miran afluirías caravanas de los buscadores de fresco. Oasis aristocrático ofrece la acera de la c a l l e de Alcalá, delante del Casino La Gran Peña. Ligeros toldos y cómodas butacas allí instalados, constituyen una sencillísima lerrasse, donde buscan el a i r e los clubmen, abandonando los suntuosos salones. En Recoletos los establecimientos de b e b i d a s refrescantes forman el oasis de la clase media, y en las afueras y en los barrios entremos, los aguaduchos y horchaterías s o n la 9 reat aíraction- HORCHATERÍA AL AIRE LIBRE