Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA EXPOSICIÓN HISPANO- FRANCESA de ZARAGOZA Í; L G R A N CASINO I os muchos miles de españoles y extranjeros que llevan visitado el notable Certamen hispano- francés que en Zaragoza se celebra actualmente, han extendido de tal modo su interés é importancia extraordinarias, que el viaje á la inmortal ciudad aragonesa es hoy proyecto acordado por m. edia España y por gran número de franceses. Realmente la Exposición de Zaragoza merece por muchos conceptos visitarse. La obra, que hará imperecedero el nombre de Paraíso y el agradecimiento que Aragón entero le debe, ha sido por él realizada del modo más acabado y perfecto. Las hermosas edificaciones levantadas en el amnlio nica, y un espléndido salón de fiestas, para dar idea del cual bastará decir que mide 21 metros de largo por ro de ancho, con teatro, 400 butacas, gran número de oaicos y amplias galerías de paseo. Todos estos salones se hallan decorados con una elegancia y delicado gusto, que contribuj en á realzar su magnificencia y esplendidez. Eos servicios son todos inmejorables. Ea empresa que ha tomado á su cargo la explotación de este gran Casino, formada por elementos exclusivamente zaragozanos, 3 dispuestos á secundar los levantados ideales que han inspirado á Paraíso la creación de esta obra en interés y beneficio de Zaragoza, descartando toda mira egoísta de lucro 5 sin atender más que al fin desinteresado que les guía, no repara en sacrificios para dar el mayor esplendor y atractivo á las numerosas fiestas que en él se cele- r 4 f n K J. r 4 í piR- i íS LOS COTILLONES FN EL GRAN CASINO DE LA FXPOS 1 CION í t íf F, l. C í- v n c 7, recinto de la Exposición; las numerosas y notables instalaciones que aquellas encierran, representando parte considerable é importante de las industrias española y francesa; la incomparable y valio. ísima Exposición de arte retrospectivo, cuya visita solamente merece el viaje á Zaragoza y ha de llevar á ella muchisittios extrarijeros; las numerosas atracciones que animan el Certamen; todo allí se reúne para formar un conjunto que sólo en proporciones se diferencia de esas grandes Exposiciones universales celebradas por los pueblos más adelantados y cultos del mundo. Uno de los mayores aciertos de Paraíso, por lo que ha de contribuir al éxito del Certamen y al beneficio de Zaragoza, en general, ha sido la construcción del hermoso Casino, levantado dentro del recinto de la Exposición. Es éste una soberbia edificación que, avalorada por espléndida terraza de 37 metros de longitud, encierra multitud de dependencias dispuestas para proporcionar dentro de aquel recinto toda clase de comodidades y diversiones; haj en él un soberbio reslaurant, hermosos salones de tertulia y recreos, sala de escritorio y lectura, estafeta de correos y estación telefó- bran y que, acogidas con eriLuDiasmo por lo más distinguido de la aristocracia y alta sociedad aragonesa, se ven coronadas por el más brillante éxito. En su hermoso salón de fiestas sucédense sin interrupción, á diario, notables conciertos, deslumbradores bailes con espléndidos cotillones, funciones extraordinarias y fiestas originales é interesantísimas. Necesitaríamos mucho espacio para copiar la lista de las notabilidades artísticas de todo género que, por ser los últimos y más ruidosos éxitos de Europa, ha contratado la empresa y han de desfilar durante la temporada por aquel lindísimo escenario. El mejor elogio que, tanto de la idea inspiradora de este Casino como de su explotación puede hacerse, está en el éxito brillantísimo que ha obtenido. Gracias á él, Zaragoza ganará muchos miles de duros, que su población acomodada hubiera llevado, como todos los años, á los sitios obligados de veraneo y que en el presente quedarán allí, y gracias á él también aumentará considerablemente el número de los visitantes, nacionales y extranjeros, que desde ahora hasta fin de Octubre, fecha de su clausura, han de desfilar por la notable Exposición Hispano- Francesa.