Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REUUELTA URin 5! bAi: iE. ANE. XhüTAV CARKATUKA 5 t D 1 VERDADES Y MENTIRAS f OMO BUENOS AMIGOS Las fotografías del natural, que los adjuntos grabados reprod ueen, no son composiciones de un artista de escenas por él imaginadas, como tantas otras que la cámara fotográfica obtiene y que constituyen los fantásticos sucesos que exhiben los cinematógrafos, sino. copia exacta y sincera de la realidad. Dos leones inuy jóvenes, tres cachorros de Terranova y. un niño de pocos años pasan las horas en íntima amistad sin hacerse el menor daño. I, a contemplación de este extraño grupo produce verdadero encanto. La nobleza de los leoncillos y la de los perros que juegan con el niño sin abusar dé su superioridad sobre él, resulta altamente simpática, así, como la confianza con que la criamida, que suele ser, aun entre animales de la misma especie, aquel en que se acaban las amistades. Siii embargo, el observador más optimista se ve for- ií -i Fots. Trampus ví- fc I 1 it i- I t u r a s e encuentra en medio de ellos, y no deja de ser también muy interesante ver que entre perros y leones reina la mejor armonía en el momento crítico de la co- zado á pensar que esta cordialidad de relaciones tan encantadora no ha de ser duradera: la edad de los personajes infuye poderosamente en ella y su crecimiento habrá de traer su forzosa separación. Los mansos y juguetones leoncillos irán á continuar sus días en la jaula de hierro en cuanto sean grandes, los perros de Terranova llevarán una vida menos tranquila y regalada, y el pequeño rey de la creación será sometido a l a aridez de los estudios y á la disciplina del colegio, y terminará el idilio. NCUBADORA HUMANA El preso político ruso Mn No voroski ha publicado sus recuerdos, entre los que figura la empresa que acometió para distraerse en la monotonía de su aburrida existencia, que fué la de incubar los huevos destinados á su cena. Los envolvió cuidadosamente en una servilleta y se rodeó ésta al cuerpo para comunicarlos su propio calor. Esta era su constante preocupación día y noche, pero á pesar de todos sus cuidados, el resultado fué negativo porque los huevos que trató de incubar no estaban suficientemente frescos. Comprendiendo- Novoroski su error, al cabo de algunos días rompió los huevos y renundió al experimento. Pero habiendo encontrado un libro que le suministró las nociones científicas que desconocía, construyó una caja provista en su parte superior de un cajoncito donde depositó 15 huevos de una frescura. perfecta. Unalamparita suministraba el calor necesario. Después, de algunas semanas de febril impaciencia, tuvo Novoroski la alegría de resultar paceré de familia. Siete diminutos polluelos le seguían y corrían entre sus pies con la mayor confianza. 1 O QUE COMEMOS Según una Memoria dirigida á la Sociedad Real de Londres por el Dr. Everett, se puede calcular, lo que come y bebe un hombre durante su existencia, ü n á persona que viva setenta años con elestómago s a n o y un apetito normal, se habrá tragado u n peso de alimentos igual á 1: 280 veces el suyo, ó sea de 53 á 54.000 kilos de alimentos sólidos y 51.000 litros de liquido. Esto ocurre tratándose de