Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-T e vi en el baño, Julia divina, nadar airosa c o m o una ondina, d e mi asombro no h e vuelto aún. ¡N a d a s lo mismo q u e una sardina. ¡Y tú, M a n o l o como un r. tún! E n las glaucas lejanías vJslumbrco penumbreces y fulgores; y las irisíMrancías mías hacen llorar á les p e c c de c ore 5.