Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA RLUUELTA CURÍÜ 5 mAhE. 5 ANÉCbüTAy CARl CATURA D DC N MONUMENTO ORIGINAL Cerca de la ciudad de Fischbach, en Alemania, se ha descubierto un fósil curioso. Se trata de un pez de la época antediluviana, de proporciones gigantescas y perfectamente petrificado. I as dimensiones del pez son tres metros de longitud v dos metros de cir- u VERDADES Y MENTIRAS 1 A VUELTA AL MUNDO Acaba de llegar- á Viena, de donde salió el i 2 d e Septiembre de 1900, Antonio Hausliasc, después de haber realizado su viaje alrededor del mundo. Lo ha hecho empujando un cochecillo en compañía de su esposa. é hijos y ha ganado la apuesta que le vale 25.000 francos. En e, ste viaje. de siete años, ha recorrido 50.000 kilómetros, 19 diarios por término medio. Su equipaje, que comprendía una tienda de campaña y utensilios decocina. cesaba cerca de 200 kilos. Ha gastado en su viaje if 4 p res de zapatos y ha hecho 18.000 fotografías. Ha ati; ve ado Europa, América y China, y se encontró en la Manchuria durante la guerra ruso- japonesa, donde corrió el peligro de ser preso como espía. El incidente causó á s u mujei una enfermedad nerviosa, de la cual murió. pAREClDOS Hace poco publicamos una curiosa infor mación en la que presentamos un joven parisiense que tenía cierta semejanza eon e l Rey de España, pero de estos parecidos ha habido casos todavía más notables. Todo el que ha visto al zar Nicolás II y ve al príncipe actual de Gales, no puede menos de advertir su sorprendente semejanza, que haría creer que eran hermanos. El actual rey de Inglaterra tiivo un sosias en la persona de un comerciante de la City. Este pobre hombre estaba perturbado y se creía que él era el verdadero soberano, y Eduardo VII un impostor. Después de muchas extravagancias tuvo el infeliz que ser recluido en un manicomio. El ex cónsul alemán en Trieste, barón de. Lutteroth, era el vivo retrato, del emperador Guillermo I, y en Marsella vivía un zapatero que era la vera efigie del rey de Italia Víctor Manuel. Aprovechando este industrial su parecido, había puesto en la muestra de su establecimiento: Al rey de Italia lo cual aseguran que le ayudó á hacer muy pronto una fortuna. ANÉCDOTAS ORRA... l El duque Carlos Guillermo de Bruns ick era muy partidario de la estricta observancia de los días festivos, y un día supo que los mozos de una aldea tenían la costumbre de- reunirse á la hora de la misa en una taberna, donde se pasaban bebiendo el tiempo que debían estar en la iglesia, El duque, cubierto con un abrigo ordinario abrochado hasta el cuello, fué un, domingo á la taberna que le habían indicado, y en el momento en que la campana llamaba á los fieles al templo, vio llegar á ia partida, de bebedores qUe capitaneaba un grueso personaje de nariz rubicunda. Se sentó á un extremo de la mesa, y sin conocer quién era, hizo colocarse al duque al lado suyo. A poco, trajo el tabernero un enorme jarro de aguardiente, que colocó en la! njesa, y comenzaron las libaciones. Bebió el presidente, y entregando el jarro al duque, le dijo: Corra... El duque hizo como que bebía ufi largo trago, y entregó la vasija al compañero con la fórmula convenida, que cada uno de ellos fué repitiendo al acabar de beber. Cuando el jarro dio la vuelta por tercera vez, púsose f Fpt. Trampus cunferencia. Su único defecto es que ha perdido la cabeza. Los- veteranos de la ciudad de Fischbach han tenido la original idea de u. tilizar el pez petrificado como monumento á la memoria del emperador Guillermo I, y la han llevado á feliz términ oenla forma que aparece en nuestro grabado. Tiene el extraño monumento la particularidad de que la última línea de la inscripción está escrita en nolapück, lengua convencional como el esperanto, pero que no consiguió la aceptación que ésta ha loeradó.