Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CRÓNICA GRÁFICA EL MARQUES D E LA VEGA D E ARMIJO Y SU ENTIERRO. EL VIAJE DEL REY i ZARAGOZA pxon Antonio Aguilar y Correa, marqués de Mos y de la Ves Armijo, que á los ochenta y cuatro años de edad demos l un vigor y unas energías admirables, ha fallecido tras rápid ferinedad, que se inició al recibir la doíorosa impresión de la m casi simultánea de sus queridos amigos los señores de Fernández Duro. Desde 1854, cuando el marqués tenía treinta años de edad, figuró como diputado siguiendo la política del general O Donnell, y fué gobernador de Madrid y ministro de Fomento y de la Gobernación. Figuró con los unionistas en la revolución de Septiembre, fué embajador de España en París y amigo íntimo del Sr. Sagasta, figuró en primera línea en el partido liberal. El marqués de la Vega de Armijo ha sidc con dicha situación ministro de Estado, presidente del Congreso y del Consejo de ministros. Era individuo de las Reales Acadernias de la Historia y de Ciencias Morales y Políticas y caballero del Toisón dé oro, y estaba condecorado con las principales Ordenes españolas y extranjeras. En atención á sus méritos y servicios, el Gobierno de S. M. puso que se le tributaran á su cadáver los honores de capital neral con mando en plaza. El cadáver del marqués, vestido de M t ANTONIO AGUILAR Y CORREA, MARQUÉS DE LA VEGA DE ARMIJO Fot. Kaulak CS ha estado expuesto en la rotonda del Congreso de los diputados, transformada en capilla ardiente, a l a que acudió gran concurrencia, así como á las misas que por el descanso eterno de su alma se celebraron en la referida capilla. El martes, á las nueve de la mañana, se efectuó la traslación del cadáver desde el Congreso á la estación del Norte para ser conducido al astillo de Mos, en SotomaS? or. Presidió el duelo el Consejo de ministros con el representante de S. M. el Rey, los presidentes de los Cuerpos Colégisladores, prelados 7 representantes de la fami! EL ENTIERRO UA VEGA DEL MARQUES DE ARMIJO SALIEKI DEL CONGRESO lia del finado. Dos hileras t alabarderos y los porteroc ujieres de las Cámaras y m nisterios iban á los lados d féretro. I as grandes simpatías c que gozaba el ilustre ma qués se han confirmado e esta manifestación de duel Descanse en paz. En la noche del sábado si lió S. M. el Rej en tren esp cial para Zaragoza, adonc llegó á las ocho de la man, na del domingo. En la est ción le esperaban las com siones oficiales, y despui de darle la bienvenida el a. calde, subió con él y con los j. V %i- j V. VA PRESIDENCIA DEL DUELO DELANTE DE LA CAPITANÍA GENEEAI HotS. CilÜenteS