Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIDA Y MILAGROS DEL HIJO DE GEDEON X X i V B A Ñ O D E IMPRES 1 Ó J Con esLc perro- -decía Canuto á una bail ¡5 ¡ta uniga suya, -no es posible a h o g a r s e T i e n e un instinto y uíia habilidad uiaravillusot. I. a banistii, con el traje coquetón que taiJto favorecía á su esbelta persona se dirigió ímpávtda á la? o n d a s saladas. 1 te fi JED i j- iixjjjB nl Tj js! ¿I l gB il l ii i v A poco de ejercitarse en la iia taHóa sufrió un calambre que la puso en g r a v e peligro, de que el can se dio exacta cui uta. Y como sn instinto era portentoso, se lan ó inmed i a t a n i t n t e á salvar á la bañista, arrastrando ecmsigo á Canuto. Crandisimos fueron Tns apuros de nuestro héroe, obligado á s u r c a r el P o n t o en la frágil butaca d e mimbre. Pero L- I perro reniulcadnr, dcíipués d e salvar i la joven, condujo A los dos ¡1 la oHlla in má? daSo q u e el remojón de Cnniit