Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
il J ÜÍS la elegancia. La fantasía de los que idean los modelos no cabe dentro de tan estrecho molde, y sus invenciones son múltiples. El gusto de cada cual escoge la que mejor le va ó más le agrada, sin que la preferencia implique mayor ó menor actualidad en la moda. Como prueba de lo que te digo t e envío esas tres fotografías. Contempla ese gmnd chapean gris, flexible, rodeado con vistoso. y artís- tico penacho de plumas de avestruz, y en seguida repara en el de muselina de seda bordada, cuyos adornos son terciopelo y gran draperie de raso Liberty y rosa. ¿lyos has examinado á conciencia? Pues fíjate en la pequeña toca de paja, c u y a ornamentación es puramente campestre y alimenticia: cereza. s, frambuesa, etc. etc. ¿Cuál es la dominante? Si quieres seguir mi consejo elige el q u e tú quieras y póntelo. Al verlo en tu hermosa cabeza todos dirán que es el más bonito y el más elegante. SOMBRBRO DE MUSELINA -Más cerca, Mr. Parfait, si á usted n o le molesta. I n d u d a b l e mente, mi prima Laura desea noticias más recientes... Ya sabe usted, las señoras... -N i h t l noonm sah solé. Sombreros tiene usted hoy adornando las más lindas cabecitas de nuestras elegantes, que reconocerían las damas del siglo xvi, y el mismísimo pintor Ganisborougleí que dio su nombre al modelo, y los mismos lansquenels, á quienes copiaban las damas... Pero no quiero mortificarte, Laura de mi corazón, con toda la conferencia que Mr. Parfait tuvo la comodidad de colocarme. Apenas logré verme libre de su sabiduría, corté por lo sano y me procuré una interviú con ima de las más acreditadas modistas, y, gracias á ella, puedo contestarte, diciéndote que no te puedo contestar. La moda, mi querida prima, ha dejado de ser despótica y exclusivista para mostrarse ampliamente liberal. No son y a sus c r e a c i o n e s patrones fijos á que hayan de ajustarse las canillas de uniformir a los ejércitos de Fots. H. Manuel