Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
De todos modos, juzgo grave el ataque sentimental que te aqueja, y creo ene á combatirio y vencerlo debes aprestarte con animo fuerte, usando de cuantos medios estén á tu alcance que todos son buenos si autónomo incautamente quieres terminar tu ¿afrera dehombre ubre y Como argumento Aquiles para justificar tu descabellada intención me dices que mis teorías s- erca del n W d e ae óiosccuatro F cincor casos que entre todas las gentes tratas- -y co nf ndkme me díasTos nom- f que cuidad ores s u T r o c c ü f a f que tus amistades son numerosas- -son viviente mentís á las reglas que profeso. No parándome en la pobreza de tus razones (quiero ser generoso) te propongo una prueba v á sus resnl tados desde luego me someto. Adjuntas te envío cartas p a r t Pepe Gaitanes! para M o n z o n e r a para Garios M i 3 V 1 Ífe M Hondun; los tres están en la lista de casados felices que como modelos me citas, y me complazco en reconocer que, en efecto, constituyen excepción; preséntales mis epístolas y obra según ellos te aconsejen Tuyo, tu tío que te quiere, Paco. Algo perplejo quedó Manolo Mendueño cuando hubo leído esta respuesta que sn tío diera á la entusiástica misiva que le escribió ponderándole los hechizos de la lindísima marquesita de Sotieics con la cual tenía unfliri por todo lo alto desde principio del verano, é insinuando lo inclinado que estaba á que ello terminase en boda. Ya sabia él que la noticia no iba á ser de su agrado, pues el tío Paco era un solterón empedernido enemigo del matrimonio, del que hablaba pestes y contra el cual hacía propaganda siempre que se le oreseataba coyuntura. Í t-