Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L FANA pTxiste en París un joven, cuya fisonomía tiene tal sem janza con la del Rey de España, que no ha faltado qu le apellide el Soszasde D. Alfonso, expresión con que se de la identidad del parecido aludiendo á la suplantación qr rio hizo del criado de Anfitrión en la famosa comedia de Plauto. La semejanza es tal, que se han hecho las fotografías que en LA CONTP. AFIQUUA DEL REY estas páginas reproducimos, alrededor de las cuales el ingenioso parisiense ha tejido la leyenda de un viaje á París, de riguroso incógnito, del joven Rey de España. Hemos tenido entre nosotros un Re -joven, simpático álos hombres y amado de lasparisienses- -dice un ilustrado colega de la vecina República. ¿Era él verdaderamente? -se pregunta. -H e m o s d u d a d o Cuando un Rey viaja, aunque sea de incógnito, siempre un séquito EN LA PLAZA DE LA ESTRELLA UN AGENTE IND CA LA AVENIDA FRIEOLAND bastante numeroso le acompaña, y los muy conocidos vigilantes de nuestra prefectura municipal le siguen... pero esta vez estaba acompañado solamente de una persona que se parecía á M. R. O. C, su pintor favorito, un agregado de su- Embajada y... su chauffeur. Las fotografías simulan registrar los dos días de su permanencia en París. Su paseo matinal al bosque en automóvil. Su visita al Grand Palais, donde después de ver lo que resta del Concurso hípico, entra al salón y ve las obras artísticas en él expuestas. Su vuelta al hotel, donde escribe 70 cartas y tarjetas postales, que fueron enviadas al extranjero. El segundo día, su supuesta majestad se dirige en automóvil á los Campos Elíseos, se detiene en la plaza de la Estrella, y el chauffeur interroga á un agente, que le indica la Avenida Friedland. Penetra por ella el automóvil y se detiene ante la iglesia española. En la puerta compra un houquel que le ofrece una niña vendedora, y entrando en el templo, ora con- COMPRANDO UN BOUQUET