Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LORENZO CERDA: COSTA MALLORQUÍNA EUGENIO H E R M O S O EN LA ERA nombre, preocupábase de la propiedad de la escena con gran solicitud, y una vez que se ensayaba. El Barón, de Moratín, compró unas cornucopias auténticas y las mandó dorar nuevamente. ¡Por Dios! -le dijeron, ¿qué va usted á hacer? Con el dorado perderán su carácter. ¡Señores- -replicaba el artista indignado, -en tiempo deMoratin eran nuevas! r- K- f SERAFÍN DE AVENDAÑo: EN LA RÍA OE VIGO Este recuerdo viene á nuestra memoria al contemplar el lamentable empleo del talento en rebuscar la manera de simular la á tera, ción del, color y la pátina que los años y no el genio del artista produjeron en sus obras. El público, ajeno á los apasionamientos de los profesionales, extrañará, sin duda, como nosotros, que lo que no se les ocurrió intentar á los más devotos copiantes de lo antiguo, se nos presente como una conquista del modernismo en el arte. Y lo perjudicial que este error resulta para sus autores es tanto más grave, en nuestro concepto, cuanto que por el prestigio de los mismos es de más fácil contagio para los demás. Los artistas que empiezan se substraen difícilmente á la imitación de los procedimientos que emplean los más celebrados, y de ellos lo que más fácilmente los atrae y los fascina es lo que más se aparta de lo ¿Isí r P ÁNGEL A N D R A D E EL TAJO EN TOLEDO ryJafi -i r i iv- -MJt- 4 A íSm- I K SL E 4- A ife ül TMi SSi 1 mA W H í í r JOSÉ M LÓPE 2 MEZQUITA: VENTURA ALVAREZ S 4I. A: EMIGRANTES MODE- O Y PINTOR PEDRO SÁENZ; INSPIRACIÓN