Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5- ¡rí jlí t CENTENARIO Los grandes hombres son de todos los tiempos. Pero no divaguemos y vengamos á nuestros alegres personajes. Apenas supo D. Hermógenes Torrejón que el famoso alcalde de Móstoles se llamaba D. Andrés Torrejón y que los descendientes de los héroes ocuparían lugar preeminente en las solemnidades del Centenario, salió escapado hacia dicho pueblo con ánimo de buscar el entronque de su apellido con el del célebre autor de la proclama. En Móstoles revolvió D. Hermógenes el archivo municipal y el archivo de la parroquia, mareó al cura, entresacó partidas, se hizo extender certificaciones, siguió la huella ascendiente de los Torrejones, y no pudo hallar el menor contacto de su familia con la del heroico alcalde. Un abuelo encontró, allá por el siglo xvir, con nombre fdéntico al de otro abuelo suyo, y agarrándose al tal anciano como á tabla salvadora, empezó D. Hermógenes á correr Mo os asustéis. Aunque el titulito que encabeza estas líneas es tm tanto amenazador, no hay peligro alguno. ISio voy á desciibj iros aquí las grandes figuras de nuestra Independencia. ¿Hablar yo en serio de Bonaparte... ¡A bona- parie vienen ustedes... (Como diría cierto currinche amigo mío y amigo del retruécano. No y mil veces no. Yo quiero hablaros de otras figuras más alegres y más actuales. Dignos de admiración son aquellos guerrilleros que, con cien hombres, lograban vencer á los franceses; pero no son menos de admirar los que actualmente han conseguido, con catorce duros, vencer las dificultades de organización del actual Centenario.