Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Dolores. h ya! ¡Y qué cañoncito tan mono! ¿Será clásico también? Gabriel. ¡Qué cosas dices; un cañón clásico... Dolores. -Bueno, pues no te permito que te burles de mí ni de los héroes. Gabriel. ¿Burlsrmeyo de los héroes? N o s ó l o n o m e burlo, sino que m s producen admiración y envidia. Dolores. -Sí, sí; tú dirás lo que quieras, pero ahora os ha dado á todos por sonreiros irónicamente cuando se habla de nuestras glorias nacionales, comO sí os pareciese cosa de gente de poco más ó menos el morir por la patria. Claro, ¡como vosotros no moriríais por ella! Dolores. no estaríais mal los dos maridos heroicos con esos paños. G ffSr í? ¡Dolores! ZPo o gí- -Paes. jsí, pues sí; no te permito que te burles de los españoles que murieron porla patria, ni del sariño que deben tener los- maridos á sus mujeres. Gabriel- P ro si no me burlo de nada de eso. Dolores. ¡Afrancesado! Gabriel. f iálé. Para que vea sque no lo soy, vamos á celebrar el Centehario de nuestra Independencia almorzando opíparamente- ¿Eh? ZJo o íí. -TíDónde? trabriel. Oond. é tú quieras. rf? irtíimgi- mitViTM ff 14 P cMiw m s. Gabriel- -Ea, hagamos las paces. Dolores. ¡Quita allá, modernista! Gabriel. ¡Modernista, y soy más clásico que ese grupo! ¡Modernista un marido que quiere á su mujer! Dolores- -Vaya una gracia; todos los maridos quieren á sus mujeres. Gabriel- S Dolores. ¡Qué duda cabe! Gabriel- PVL S traeme otro como yo, y en cuanto les digamos á Daoiz y Velarde que nos dejen el sitio, se bajan del pedestal ¡y nos regalan el cañón! Dolores. ilornhré. no sospechaba que fuese un heroísmo tan grande... Gabriel. Sa. rAo Dios, cómo ha amanecido hoy! ¿vas á ponerte seria otra vez? Doioresi n IB. ParísJanal Gabriel. -Tienes razón, en la Parisiana; no has podido elegir sitio mejor para conmemorar nuestra heroica lucha contra los franceses. Además, está un paso de aquí. Si Daoiz y Velarde no fuesen de piedra se abonarían á comer en- la Parisiana. Vamos. Dolores. Gra. ciasá Dios, Gabriel -que te ha emocionado el recuerdo de aquellos patriotas! ¡Pobrecitos, á mí me da una lástima leer cómo les mataron; pero al mismo tiempo qué orgullosa estoy de qtie fueran españoles! ¿Qué se había figurado Napoleón, que nos iba á dominar? ¿Qne nos iba á hacer franceses? La Virgen del Pilar dice... Gabriel. (Llamaiido. ¡G- argon, Gargon! Sabes, aquí hay que chapurrear un poco. Pero como tú y yo