Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MESA REVUELTA mano del saludador, le restregó el duro tres veces y le dijo: ¡En verdad te digo yo también que ya estás pagado! Y metiéndose el duro en el bolsillo salió corriendo. pONSECUENOA LÓGICA A un artista que dio en engordar de una manera desmesurada, lo cual le mortificaba mucho, le aconsejaron que montara á caballo para adelgazar. Deseoso el interesado de poner remedio á su alarmante obesidad, siguió el consejo y se dio grandes paseos á caballo durante un par de meses. Al cabo de este tiempo se pesó para ver los efectos que había producido aquel ejercicio, y ¡oh dolor! había aumentado en dos kilos. El caballo, en cambio, había enflaquecido bastante. Desesperado, no volvió á montar, y un amigo que lo encontró un día sentado en un banco para descansar de un corto paseo, le preguntó: ¿Cómo es eso? ¿Ya no sales a caballo? -Ya no. ¿Por qué? -Porque no adelantaba nada. -Pues yo siempre he oído que la equitación hace adelgazar. -Sí; pero es al que ya debajo, ¡y yo no estoy de humor de llevar un caballo á cuestas! UN HOMBRE EXACTO- ¿Ha presentado usted ei pagaré á su deudor? -Sí. ¿Y qué le ha contestado? -Que me fuera al diablo. ¿Y usted qué ha hecho? -Venir á verle á usted inmediatamente, O S HOMBRES U n excelente escritor poco favoT R A N QUILOS- r e c d o p o r l a fortuna y menos conservado! de lo que ganaba con su trabajo, estaba una noche de verano escribiendo en su despacho, cuando sintió ruido en el gabinete contiguo. Fué á la- puerta cautelosamente y vio á un ladrón que con una ganzúa trataba de abrir un armario, y soltó una gran carcajada. El ladrón, al escuchar la risa, se volvió y se quedó estupefacto al v e r l a cara de tranquilidad del amo de la casa. -Me estoy riendo- -le dijo éste, -al ver que con llaves falsas trata usted de encontrar un dinero donde yo con las verdaderas no suelo encontrar un céntimo. El ladrón rehaciéndose, repuso con la mayor cortesía: -Usted dispense; todo el mundo está expuesto á equivocarse. H a sido un error involuntario... -y se salió bonitamente por la ventana. EL CIEGO DE BUENAVISTA- -Una limosna á un pobrecito ciego. ¿Dónde está el ciego? -Es aquél que está mirando los retiratós. pAGAR EN LA MISMA MONEDA A u n paleto que se hallaba enfermo le aconsejaron que fuera á ver á im saludador que era una verdadera maravilla para curarlo todo. El paleto, que tenía su gramática parda y era muy escamón, se resistía, pero tanto le marearon su familia y sus amigos, que al fin fué á ver al famoso curandero. Este le recibió con grandes pamemas, le examinó atentamente y pasándole un amuleto por la frente dos ó tres veces, exclamó con acento profético: En verdad te digo que ya estás curado. El enfermo sacó un duro del bolsillo y tomando la CONOCIMIENTOS ÚTILES p A R A LAS QUEMADURAS Se r e c o m i e n d a n para -ellas los medios siguientes: Aplicación de compresas de algodón hidrófilo, empapadas en una disolución, saturada en frío, de ácido pícrico; este líquido mancha de aniarillo. También pueden curarse las quemaduras con compresas de un linimento oleocalcareo, mientras que se forman vesículas, y después aplicaciones de algodón bórico, embebido en agua fenicada al i por 200. Cuando la quemadura es grave debe acudirse al médico sin pérdida de tiempo. Para las quemaduras por el fósforo, aplicaciones de magnesia diluida en agua. También se emplea el bicarbonato de sosa, aplicando el polvo y humedeciéndolo después, y renovándolo cuando se disuelve del todo la pasta que se forma.