Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JEANNL DILUli r JX A señora Dieul a f o i es u n a francesa de la que podríamos d e c i r que tiene alma de española por el interés que deumestraporEspaña. Segur amenté que pocos son los escritores, á q u i e n e s i m p r e s i o n a con mayor intensidad la- belleza del arte incomparable que encierra esta nación, ni se consagran como la señ o r a Dieulafoi á dar á conocer sus tesoros de arte y la exuberancia de suNatnráleza, que aparece risueña en Tjn, cuadro de sol luminoso. Con estilo elegante y sobrio, la i l ñ s t r e escritora d e s c r i b e la. vida palpitante de las ciudades m o d e r nas donde florecen 1- os naranjos, las j á v e n e s adornan sus c a b e l l o s con fInresrojásy dejan escuchar álos transeúntes él r u i d o de las castañuelas. Ivos patios de las c a s a s andaluzas, donde corre la brisa tibia y perfumada de albahacas y jazmines en las tardes de estío, y los balcones y ventanas adornados con claveles de colores intensos. L, a señora Dieulafoi ha reicorrido toda España en compañía del Sr. Dieulafoi, el distinguido académico, así como en el año 1881 compartieron juntos las penalidades de las excavaciones y descubrimientos que hicieron en Persia. Este matrimonio de escritores de talento generalmente hacen la misma labor, enteramente igual en cualidades sobresalientes de belleza. Casi á un mismo tiempo acaban de publicar El Polj cromo Español, del Sr. Dieulafoi, y Castilla y Antüali- ída, de Jeanne Dieulafoi. Este interesante libro da á conocer las ciudades de Burgos, Valiadolid, Avila, Segovia, Toledo, Córdoba, Sevilla y Granada. A manera de una relación de viaje, nos cuenta todo lo que existe de hermoso en las obras de escultura, pintura y arquitectura en estas ciudades célebres por los recuerdos que conservan de la magnificencia de los romanos y de los árabes. Ciento cincuenta ilustraciones, de las cuales muchas son hechas con fotografías tomadas por la señora Dieulafoi, contribuyen á dar mayor interés á este libro, que no sólo se concreta á narrar una simple ilustración de turista. Castilla y Andalucía encierra un estudio min u c i o s o del arte pictórico y escultural; cuando habla de la escultura polícroma, uno de los artistas cuyas obras más reproduce es Hernánd e z el autor de Saiita Teresa, d e l Museo de Valiadolid, y de la Virge? i de la AgoníaTambién admiramos á San Jerónimo en el desierlo, y á San Igjiacio de Layóla, por Montañés. La multiplicación de los panes, de Murillo, del Hospicio de la Caridad, y el Sa? i Antonio de Padua; La cabezade San Pablo, de J u a n A l o n s o Villabrille, j l a s pinturas del Ticiano y del Greco, que se alternan con los claustros solitarios, los alcázares legendarios, los toros del campo de Alcántara, las bellas castellanas y las airosas chulas de Triana. El gran formato de este libro, las revelaciones artísticas que ponen en evidencia la erudición que posee esta distinguida escritora de la historia antigua y moderna, hacen de este libro uno de los más importantes que en la época presente se han escrito en Francia sobre España. Entre las importantes ob ras escritas por la señora Dieulafoi, ñgaian Persia, Caldea y Lusiana. Cuando viajaba por estas apartadas regiones visitando ruinas y haciendo excavaciones en lugares despoblados, adquirió la costumbre de vestirse con prendas masculinas, que hasta ahora usa sin afectación. Sus novelas más conocidas, son: Parysatis, Volontaire, Frere Pelage y Deche ance. Ea señora Dieulafoi usa en el ojal de su levita la cinta roja de la Eegión de Honor. EVANGELINA