Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VEIPAiCS Y AEMTI A coches de la misma fuerza. Por esto puedo afirmar que mi coche de hélice sería más rápido que otro cualquiera de la misma potencia. Con este propósito de Farman hace pendant el del intrépido aeronauta Santos Dumont, que na ideado combinar el globo dirigible con el aeroplano para armonizar las ventajas de ambos sistemas en la navegación aérea. La baronesa se suicidó en su castillo de Cracova, en Rumania, desesperada de ver encanecerse su hermosa cabellera y estropearse su famoso semblante con las primeras arrugas. Pero no son las mujeres únicamente las que tal suerte sufren al ver cómo desaparece su hermosura: Bl duque de Richelieu, que había sido bellísimo, según cuenta la señora de Abrantes, se atormentaba con horribles martirios para restaurar sus deP L VOTO PARA LAS MUJERES C o m o e n m u c h o s fectos. En los últimos meses de su vida, para satisfacer su Estados, en Filadelvanidad trataba de ocultar sus arrugas, y hacía que su fia, Nueva Zelanda, Australia, etc. participan ya las criado estirase su piel rugosa á lo alto de la cabeza, y mujeres del derecho de sufragio, las damas inglesas han. cuando estaba ya bien tirante se la ataba con una cinta. solicitado del Parlamento británico el voto para las muDespués se cubría, la cabeza con u n a peluca. Como después de esta extraña operación del estiramiento de la piel las cejas quedaban una pulgada lo menos más altas que lo natural, el duque de Richelieu se ponía otras artificiales en su debido sitio. Lo que no tenía fácil remedio era la altura á que le quedaban las orejas, que ni podían ocultarse ni substituirse como lascejas con otras post z s. Lo más notable del caso es considerar que después de padecer la tortura de todas estas operaciones, quedaría indudablemente el duque de Richelieu muchísimo más feo de lo que era. EIS MUJERES EN Los tribunales deBristolhan con DOS AÑOS denado hace poco á Arturo Hyne á siete años de trabajos forzados por. bigamia. Parece que desde 1905 á 1907, el interesado se casó con miss Stevens, dé Bil: miss Bell, de Manchester; miss Collins, de Bristol; una joven viuda, de Dublin; una joven de Aberdeen; otra de Birmingham. Se h a dado además el caso curioso de que al ser condenado el hombre, sus seis víctimas han hecho desesperados esfuerzos para salvarle. ALMUERZO EIM HONOR DE ÑUS PANKHUEST Fot Warld- S jeres, y habiéndoseles negado, han demostrado singular empeño en que se conozca su petición y su protesta por la negativa. Las más elegantes no se desdeñan en convertirse en anuncios vivientes, llevando al pecho y á la espalda carteles, que con grandes caracteres, dicen: VOTOS PARA LAS MUJERES CANTARES ILUSTRADOS o t r a s llevan bandas con la misma, inscripción, como miss Vera Wentworth, que figura en nuestro grabado del almuerzo celebrado en honor de Mrs. Pankhurst en el Gran Hotel Central, en celebración de su salida de la cárcel de Holloway, donde ingresó como propagandista ferviente de estos actos de protesta. También estuvo presa miss Vera Wentworth, por haber escrito en las vallas: Voto para la mujer. Con objeto de eludir la persecución de la policía, las sufragistas apelaron á u n medio ingenioso, y lanzaron á los aires un volantín azul y blanco, del cual pendía una inmensa bandera amarilla con la convocatoria para un mitin. Las razones que en su. favor alegan las sufragistas, son: que siendo las mujeres responsables de sus actos como los hombres, deben tener como ellos derecho de luchar por sus opiniones, tanto en la vida pública como en la privada; que siendo justiciables sus actos como los de los hombres por las leyes del país, debe otorgárseles el derecho de discutirlas, y que teniendo, por último, la obligación de contribuir como los hombres en el pago de los impuestos, no se les debe negar por más tiempo la facultad de fiscalizar los gastos públicos. OS MÁRTIRES DE Muchos son los escritores que LA BELLEZA nos han referido los sufrimientos á que se han sometido las personas que tuvieron gran belleza cuando la acción destructora del tiempo les va arrebatando sus encantos. Quise saber cuando niño á qué sabían las penas, y desde que las probé las tengo por compañeras.