Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
is- íí. a Wa 1 f I 1 11 íí. n n N TiiR LA FLOR DEL ESPINO Con sus brisas saturadas, de mil perfumes eampesfrss, la primavera se aoerca; el ruiseñor ya enfreíeje en tos rosales su nido; ¡as golondrinas ya vuelven; lirios morados y blanoos se bañan en las oorrieníes; lodo flores son las lilas, y se siegan los claoeles, y el aire, el agua y la fierra á vida y amor írasaienden. Junio á la fapia ruinosa, un espinilh silvesíre, desnudo de hojas y brotes, en un rinaón se guarece. as lágrimas de la aurora, que en la umbría el sol no bebe, bordan las ramas negruzcas, y, por milagro, manlienen sólo Una flor enlre espinas, que, si el rooío humedece, faifa de luz y oalor, ha de deshojarse en breve. ¡Vniea flor del 6 spino, ú eres emblema eloGuenfe ae la postrera esperanza! Snfre desengaños crece; se nutre con nuestro llanto, y, al. morir nosotros, muere. EL COKDE DE LAS NAVAS DJB- JJO DE ESX J