Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
y eso que había nacido en 1815 el Origen del apellido de los Girones en la batalla de laSagra; m a s p a s a d a la hermosa edad de la vida en que se siente el porvenir y se protesta en su nombre de c u a n t o a f e a el presente, aquel don Carlos que c o n o c i mos viejo pachorrudo, de cráneo abovedado y ojos y nariz de á g u i l a d e s p l u mada, recayó en las m a n í a s académicas del siglo xviii, cuando los pintores no sentían el color y dieron toda importancia á los asuntos ent e n d i d o s literariamente. Epopeyas de ópera, idilios pastor i l e s batallas para placas de marfil, apoteosis, atributos, emblemas, g r u t e s c o s arte que salía trazado y vestido de las cabezas ilusas lleno de fachendoso conc e p t i s m o y en el silencio d e c a m a rín escondido y remoto, dedicado á la arrogante hermosura, soberbia y magnífica, de la señora retratada, pensé un IS i n s t a n t e en estos rincones donde la Historia se e s t a n c a corren, lentos los días y se m u e v e n con pesadez de carromato los siglos que en calles y plazas y en todas partes donde se lucha pasan, corren con prisas y estruendos de huracán. Al d a r el último vistazo á la hermosa pintura, me fijé d e t e n i d a m e n t e en un perrito que aparece á la izquierda de la figura. -Es un perro célebre- -me dijo el artista; -ya no existe, ¿El que salió en Los Sticesos? -Sí. Y en la calle, parado ante la mansión opulenta, vi con el pensamiento en ei recóndito y misterios o jardín el mausoleo del perrito, cuya imagen se perpetúa en el cuadro, al lado de la de su dueña. El mausoleo, que costó una suma fabulosa, guarda los restos del perrito en uña caja, en un féretro de 5.000 pesetas de coste. F. ALCÁNTARA