Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S A KLMU URín 5 mAhL 5 -ANE. CbüTA CARICATURAR D DDC VERDADES Y MENTIRAS I J N ALCALDE PRACTICO Ejemplo curioso d e l ca rácter inglés, tan partidario de darse exacta cuenta de las cosas por la propia experiencia, es lo ocurrido en Maídenhead, cerca de Londres. El alcalde y uno de los concejales habían condenado á catorce días de trabajo forzado á once vagabundos. Recogidos éstos en la Workhouse ó Casa del Trabajo, tenían que mover una rueda que actuaba sobre una sierra mecánica para madera, labor que el reglamento les imppnía. Los vagabundos se negaron á ello, alegando que aquel trabajo era excesivo, cruel y superior á sus fuerzas. Al recibir esta queja, el alcalde y el concejal que los habían condenado se preocuparon seriamente. ¿Habrían sido injustos, por exceso de rigor, al dictar su fallo? Había un medio seguro para aquietar estos escrúpulos y evitar todo remordimiento, y era experimentar por sí no comer la víspera y contentarse aquella mañana con el desayuno de los asilados en Workhouse: 30 gramos de pan, y agua á dissreción. lista prueba, tan concienzudamente practicada, les convenció plenamente de que las quejas de los vaga- bundos no eran fundadas ni mucho menos, pues el trabajo ño resultaba demasiado duro, y se tranquilizaron respecto de la equidad de su fallo. Nuestros grabados representan á los magistrados municipales practicando la prueba del trabajo forzado, y á uno de los corrigendos recogiendo los trozos de madera, aserrada por el trabajo de aquéllos. La ciencia no desdéñalas cosas mástriviales de la vida, y las encargadas de limpiar el polvo en nuestras casas estarán bien ajenas de que un sabio químico de gran renombre, Filiberto Delair, se ha ocupado en evitarlas su trabajo con el auxilio de la ciencia. H a descubierto este doctor que el cloruro de magnesio es una substancia que impide que se levante el polvo, pues siendo una sal muy delicuescente conserva á los objetos que de ella se impregnan cierta humedad, que aumenta el peso del polvo y de los residuos miiiúsculos de tddas clases esparcidos por el suelo. Para los pavimentos de madera de las casas bastarán un par de aplicaciones de una solución concentrada de cloruro de magnesio, practicada con un día de intervalo, para evitar el polvo durante seis meses. El mismo resultado se obtendría en las calles con una sola solución más ligera. Pero la cosa resultaría sumamente cara, se dirá, y á este natural recelo contestan los enterados de las ventajas del descubrimiento, que el precio s; ría de tres céntimos el metro cuadrado eu las habitaciones, y de un céntimo para las. calles. Nosotros tíos abstenemos prudentemente de fallar este pleito entre el cloruro de magnesio y la escoba. mismos la dureza de aquel trabajo. Resueltos á ello, se trasladaron ambos funcionarios á la Workhouse, y se ASAS PARA OBREROS Problema sociológico impusieron á mover la rueda de la sierra durante el tiempo portantísimo el de las vique el reglamento exige esta faena á los reclusos del viendas de los obreros en las grandes ciudades, donde establecimiento. Para mayor exactitud tuvieron á bien los alquileres cada vez más crecidos solamente permiten h A DEFENSA CONTRA FI P O l VO