Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA AÑO XVII) ILUSTRADA f NUM. 880 MADRID, 14 DE MARZO DE 1908 C iV I J 0 i. a. V T EL M O S C A R D Ó N CUENTO REPRESENTABLE RUBIO fLa ación en la htierla de Marcia. Es una tarde de verano- El sol ciega la vista, y el viento abrasa la piel. A la puerta de la barraca. bajo eh. erde emparrado que la ctibre, J U A N I C O arregla unas macetas de claveles. C A R M E N C I C A sentada c una silla baja, cose. El Canelo, perro ríe raza indefinible, duerme echado en la. reguera de la parra. De cuando en cuando sacude el rabo con pereza para espantarse alguna mosca que le importuna. (Reina un profundo silencio, que de pronto es interrumpido por el zumbido de un moscardón, que inene decidido á saborear el jugoso fruto de la parra. J U A K I C Ü interrumpe su faena; C A R M B N C I C A su costura, y el Canelo, su sueño. Los tres buscan con la mirada al monologuista concertante JuANlCO. ¡Allí está! C A R M I J N C I C A ¿E s rubio? JuANico. ¡Como Ja. s t r e n z a s d e t u pelo! C A R M E N C I C A -D i c e n q u e éstos d a n la b u e n a s u e r t e J U A N I C O -E s o dicen. (Los dos, desjmés de mirarse un momento en silencio, vuelven á reanudar su trabajo. El C a n e l o sioue mirando á la piarra. Es qtie e l no se fía de abejorros de colores. Al fin, el moscardón se aleja. No habrá encontrado elfruto de su gusto. El Canelo, entornando los ojos, reanuda su plácido sueño)