Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIDA Y MILAGROS DEL HIJO DE GEDEON IX. EL PRIMER BAILE DE MÁSCARAS fáe Canuto se babía acostado vürstido, y en cuanto calculó que su señor padre doniiía profundamente, se apresuro á abííndocar el blando íccho. r a r a no ser sentido, i, íi ¡ió eauteloíiamcute áe su habitadón descalzo, y avanzando de puntillas, llegij ¿la imerla de la escalera. Uua vez fuera de la casa paterna, se puso los í apatos de charol, y loco de contento, se encaminó al teatro de la Zarzuela. Apenas entró en el baile, una máscarasc Je acercó, que, con voz cxnstradauícnte aflautada, le dijo: íAdiós, Canuto, A éste no le era desconocida aquella maseanta, con quien bailó con verdadera ilusión y cenó cou verdadero apetito, No se equivocaba Canuto del todo, y cuando la incóf nita se quitó la careta. ¡se encontró ea la prcHcncia del autor de sus dlasl