Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í ii, í L CJIJ CJ 07 SI DE LAS PETIZAS Cantan las perlas, cantan as per as. Ss un amento su aanto. Ss du ce como una aprima, como un suspiro, como una nota de mando ina. Sei senfímicnio es un arpegio; de os sol ozos un nuevo giro. ft. f Sn os abismos fuimos amadas, fuimos dichosas; 5 í nuestros encantos eran ia envidia de otras riva es que pretendian, en sus afanes de presuntuosas, arrebatarnos ios ga anteos de os cora es. as per as negras, que para e hombre son de a to precio, porgue su oriento retrata extrañas mc ancoüas, eran tratadas entre nosotras con gran desprecio s y eran objeto de a egres bur as y de ironías. y b nos apena de nuestros mares ser arrancadas, pues en e cambio seguramente nada perdimos. Si nuestras conchas en fino nácar están ta iadas, son ma s que na car estas gargantas que ahora ceñimos. Jíos aconsejan nuestros amigos que resistamos cuando hasta e fondo bajan os hombres para cogernos, mas no queremos. Si resistimos y es ahogamos somos ingratas, que el os se exponen solo por vernos. S enemos bri ios y transparencias de mariposas; de so heridas, uce e ensueño de nuestro oriente, y hay en sus tonos, eo or de aie o, irios y rosas y hay uz purísima, y hay iuz de amores en nuestra frente. Só o una pena nuestra alegría radiante empí. ña. Sicen algunos que nuestro beso trae a tristeza, y aunque no es cierto, ei oir o a iodos nos desengaña, por eso un ae o de sombra cubre nuestra be eza. T J o hacer es caso, que son oa umnias, que son mentiras. üer ¡muy presente, dueña adorab e, que te adoramos y que reímos cuando tú ríes, y si suspiras, con un suspiro, que no oye nadie, te contestamos. Que somos per as y de os mares somos as j ores, que somos sartas de cascabe es enmudecidos, que somos ibros donde ei so pinta poemas de amores, donde ia una rima, con p afa, versos bruñidos. Cantan as per as su triste canto. Ziene su acento as inf exiones más de icadas de a ternura. Son distinguidas, son adorables. Su sentimiento es aún más be o que e tenue bri o de su hermosura. Son du ces ¿grimas que ei mar nos ora. 9 ara coger as muchos exponen estoicamente su joven vida. Son as duquesas de a hermosura. Cantan as per as. Su aanto es dulce como una nota de amor perdida... EMILIO G DEL C A S T I L L O DIBUJO DE MARTÍNEZ ABADES i- I j k í K; jía! Í. -I vV.