Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V I D A Y M I L A G R O S DEL HIJO DE GEDEON JV. S E G U N D A LNStÑANy A Como d tiempo vuela, pronto iu ¿Canutito ni Insiid o n d e ííc cchóuD araf ote jue le etisciló á hacer novillos y ü fumar el primer cfgíin- o. UIIOH Coiacnzó ¡í frecuetitar lifs billares, con tul tIÍ osiciún para luanejar el taco, que, con g r a n asnmbro d e su íEmi; ü, hiito seis carambola se- juida iScUl ¡Sí jí N íT ntabj cnLur. iaMUinio, cujiido hizo pifia, y el íiiililíO gritó: ¡Sk lelí a l u d i e r d o á un siete ícnoiucnal que. -habia resultado en el paño. A Cjimio le murtiiicó la broma, y al amenazar al burlún can el l- ico, hizo añicos bi IiiUjiaraque pcmlia sobre la inrsa. El mozo, ante aquel estropicio, proteslcl eoÉrgicam e n t e el a m i s o se ñ ó y Canuto le dio u n a paliza. Carambolas, palos y pérdida- porque el a m i g o perdió un ojo. Cuacdo á GedcÚD presentaron la cuenta de los desperfectos y se enteró de lo ocurrido, cierta parte d e la persona de Canuto revistió la púrpura cardenalicia.