Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
y- i -íí- -Já. r i v VKlJLe Iv S IIKOJLTJLB I,o s muelles, rumorosos de gentes apiñadas; el cielo, lleno de aves; el mar, lleno de lanchas. Flotantes banderines de boyas aliñadas marcaban el lejano confín de la regata, y en palios de sombrillas- doseles de las barcas- -doirmíase entre encajes un sol conio de plata... Ijl. egaste con amigas, que fueron tus comparsas, triunfalmente morena entre tus sedas blancas, serenamente hermosa, magnífica de gracias, lo mismo que una reina seguida de sus damas. En. tus nerviosas manos traías el programa y en tus ojazos negros tina impaciencia clara; tu vanidad en lucha entre las yolas blancas fué, y puso los gemelos bajo de tus pestañas... -Fa lo? 7 er í- -dijiste, -ya lo veréis si gana. Y los gemelos tiemblan entre tus manos blancas... Las yolas, como pájaros tendidos sobre elagua, entre un callar de misa, volaron, blancas, blancas... Er mar las daba impulso, el: sol las plateaba, las aves las seguían vistosas en bandadas, y cuatro, en fila casi, las yolas de regata volaban, como pájaros tendidos sobre el agua... Era tu pecho jov. en otro mar en batalla, con olear de encajes sobre colinas candidas. Temblaban los gemelos entre tus manos blancas; temblaban los suspiros entre tus labios grana, 3- cuando estalló i ¡Jmrra! triunfal de la regata. Perdió! te oí, con quejas de reina destronada... Tus manos señoriles rompieron el programa con elocuencia muda de indignación y rabia, y cuando, ante nosotros, el vencedor pasaba, caíste en la silla llorando, avergonzada... Brilló, como arco iris, el hilo de tus lágrima. s; iPei dió te oí, con quejas de reina destronada, y allá, en las lejanías, siguiendo otra regata las yolas, como pájaros, volaro. i, blancas, blancas... CRISTÓBAL DE CASTRO DIBUJO DE HUE 1 ÍTA 8