Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA ANO XVI 1 ILUSTRADA N U M 854 M A D R I D 14 DE S E P T I E M B R E DE 1507 H í. í. S POQUITA COSA EKMÍTANME; ustedes- -continuó el anciano marqués- -que aplique á nuestro excelente amigo D. Higinio aquellas dos palabras con que Alfonso Daudettituló una de sus novelas inolvidables: Poquita cosa... Higinio Paz tuvo una juventud envidiable, generosamente dotada de viril belleza, de entendimiento y de iniciativas; á querer ser rico, hubiera muerto millonario, hubiese recuestado la gloria, y sobre su anciana frente la admiración de sus contemporáneos habría deshojado ramas de laurel. Pero era poquita cosa la popularidad le aturdía, el elogio teñía sus mejillas de púrpura, la amorosa afición de las damas principales le acobardaba y encogía, y esta flaqueza de voluntad permitió que fuese miserable y obscura lahistoria delhombre que mereció quemarse en el incendio de apoteosis de todas laspasiones ahitas y de todos los triunfos logrados. ¿Quieren comprobar ustedes por sí mismos la certidumbre de mi afirmación? Pues allá va el siguiente episodio que retrata de un trazo el alrna pusilánime, estúpidamente modesta de Higinio Paz.