Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA ANO X V I I ILUSTRADA 7 NUM. 853 MADRID, 7 DE SEPTIEMBRE DE 1907 í r fc Sí L- jj i. lilií i J- l tí- 1 19. Í HK U i: W H i 1 V í í Ti w 1. í EL DUENDE MARTINITO ICE; quien lo sabe que á muchas brujas les salen nuevos dientes á los noventa años, y que en este remozo suelen regalar al mundo con algún duendecillo ruin. La madre de Martinito fué la señora Petrola de Jálama, bruja bachillerada y muy conocida en sus términos. La cual sintiéndose morir, dijo á sus compañeras: -Ahilo dejo, hijas, para que os holguéis y os sirva de mandadero. El duendecillo desjíHntó de ciertos ribetes de bon- C f I dad que t o d a l a brujería castigaba; porque esta casta de gente tiene trocado el juicio, y para ella lo bueno es malo y lo malo se mira como bondad. No dejaban parar á Martinito cada comadre con su, demanda, y la paga era de repelón y pellizcos con maldiciones atroces. Tan acosado se vio el sin ventura, que determinóse á emigrar á otros lugares algo aclarados de brujas por el Santo Oficio de la Inquisición, aunque él mismo tuviera que apechugar con s u s rigores. Huyó como había pensado cierto día que holga-