Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AL PULÜ EN QWP) Q i es siempre seiisacio nal un viaje al Polo, lo es doblemente cuando la expedición ha de llevarse en globo- automóvil, como sucede en la actualidad con M. Waltos Wellmann, e n c a r gado p o r el periódico Chicago Record Herald áe. esta arriesgada empresa. E s t e publicista q u e llega á Spitzberg con su globo Polo Norte, ya ha estado dos veces entre los paralelos 8o y 82, una en 1894 y otra en 1899, y tiene, por tanto, conocimientos sobre las regiones árticas; pero en cambio, sus aptitudes como aeronauta para unas ascensiones de esta natu raleza no son grandes, ni mucho menos, al decir d e l o s inteligentes. A esto hay que añadir que B A N Q U E T E DE D E S P E D Í DA DE LOS E X P L O R A D O R E S MRS. HEARSEY (l) Y WELLMANN 2) el globo que lleva no ha sido ensayado por él en Europa, por lo cual va á usarlo descono ciéndole completamente. Las condiciones del globo son las siguientes: cubierta, 7.349 metros cúbicos; longitud, 53 metros; diámetro mayor, 16. Su motor es de 60 caballos, con dos hélices metálicas colocadas á los lados de la barquilla. Esta es de tubos de acero de 35 metros de larga y pesa 800 kilos. El depósito de esencia contiene 4.000 litros. Lleva á bordo doce perros esquimales por lo que pueda ocurrir, trineos- automóviles, un bote ligero de acero, víveres para setenta y cinco días y un aparato de telégrafo sin hilos. Además de Wellmann, van en esta expedición un aeronauta, un mecánico y el Mayor E. Hearsey, delegado por el Gobierno de los Estados Unidos para la práctica de observaciones científicas. A á S í 5. EL GLOBO POLO NORTE) EN SPITZBERG. Fot. Chusseaií Flaviens,