Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA ANO XVI 1 ILUSTRADA NUM. 844 MADRID, 6 DE JULIO DE 1907 ¡te. 1- V EL ÍDOLO dor de las Indias; pero en 1903 todavía era príncipe heredero y daba la vuelta en mi compañía á Europa. Nos habíamos conocido seis años antes en Ceilán... precisamente el día en que yo compré en Monte I avinia el idolillo... Estábamos almorzando. Churah Sungh, elegante como siempre, con su traje de príncipe viajero, no lograba hacerse entender de los maitre d Mieí indígenas, azorados y confusos. -Rao Sahib- -dije j o en urdu, ¿queréis un intérprete? Prorrumpió en una alegre carcajada, y m. e respondió en inglés: ¡Ya- lo creo que lo quiero! Soy pundjabi y no sé el dialecto de estos salvajes del Sur. ¡Pero por Júpiter! ¿Usted sabe todas estas lenguas? Y desde entonces fuimos amigos. Una hora después compré el ídolo, y entonces le tocó á Churah Sungh el turno de prestarme sus conocimientos. ¡Anda! -dijo alfijarse en la figurilla. ¡Mi abuelai ¿Vuestra abuela? -Sí, mi buen amigo. Esta es Kalí, la diosa de seis brazos. Nosotros los raos de Saharajoupur somos descendientes de Kalí en línea- recta. Aunque, como usted ve, hemos degenerado- -añadió riendo, míen- L ídolo de que se trata es un marfil indio que en otro tiempo me vendió un cingalés por 30 rupias, en Monte I, avinia de Ceilán, en la terraza del famoso hotel. Representa una buena mujer en cuclillas y blandiendo con las manos de sus seis brazos gesticulantes seis cabezas cortadas, cuyas gargantas oprime. Es una especie de Tanagra, de gusto asiático, bastante espantosa. Pero como supongo que no creeréis en transmigraciones ni metempsícosis, dejaremos tranquilo á mi ídolo, toda vez que razonabkmente nada tiene que ver con la aventura que voy á referir. Es una aventura que tiene tres años de fecha. Precisaré más. Una aventura que me ocurrió el lunes 2 de Marzo de 1903 en Salónica de Macedonia, en un callejón del alto barrio judío. Por nada del mundo la hubiera publicado en vida d e Churah Sungh, que conmigo fué héroe en aquella jornada; pero Churah Sungh murió el año pasado en su capital de Saharajoupur- -sin deja; r sucesión, -y ya no importa hablar ó seguir callando. Churah Süngh era: como es sabido, cuando murió rao de Saharajoupur, bajo la soberanía del empera-