Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
conserva, bajo amplia techumbre de m e t a el p o z o construido por el santo. A t r a v e s é o t r o s hermosos claustros: vi el sitio que ocupaba el inmortal lego en el coro y en el refect o r i o antiguo del edificio; c o n t e m p l é el p e q u e ñ o pero lindo jardincito del convento, al cual da la célebre puerta del De profundis, por la cual entró amotinado el pueblo de Villarreal á fin de llevarse á l a p a rroquia el cuerpo del s a n t o temer o s o de quedarse s i n t a n querida r e l i q u i a Supliq u é á la m a d r e abadesa me guiase á la celda del sant o y fui complacido. Aquel diminuto l u g a r no t i e n e trozo perdido que no evoque un rec u e r d o y no re- r- f clame nuestra atención. E n l a s paredes aparecen escritas con letras de oro memorabl es fechas; en el florón del techo está incrustado el tíltinio huevo que mendig ó el caritativo santo; en el centro hay un altar; allí se conserva el pañuelo gris de hierb a s 3 l a s tijeras que u s ó nuestro fraile franciscano; finalmente, en la p a r e d del fondo hay un hermoso c u a d r o que nos recuerda su santa muerte. En la actualidad, la celda es oratori o parti cul ar de la Comunidad de monjas, y está decorado con el mismo gusto arquitectónico y ricos dorados que el camarín del sepulcro de nuestro santo. D R CARLOS SARTHOU Juez áe í- íí g! WI T -W- S 5 a -r: -j yillarreal. SEPULCRO Y CUERPO INCORRUPTO DE MONJAS CLARISAS j I N DEL SANTO EN EL CONVENTO EL REFECTORIO DEL MONASTERIO