Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
mar parte por primera v e z en la tradicional Fiesta de lasflores, solemnidad e l e g a n t e que tanto agrada á los parisienses y á los extranjeros. V e n í a s e murm u r a n d o de la d e c a d e n c i a de estafiesta y se decía: El p i c a r o automóvil t i e n e la, culpa; las mujeres elegantes le prefieren álos lujosos trenes. No había otra solución qué admitir á los automóviles en la fiesta eleEl resultado lia sido excelente y lar, Víctimas del LOS A U T O M Ó V I L E S MAS CELABRADOS y rojas; un lan daulet eléctrico, cubierto de bolas de nieve; un doble faetón, transformado con gran arte en un trineo y f o r m a d o con peonías y b o l a s de nieve. El Com i t é encargado de las recompensas á los coches mejor decorados, estaba situado en el pabellón cent r a l d e l paseo, frente al tiro de pichón. Eas banderas de honor se adjudicaron á las Sras. Juana Derv a l Bagala, La bella chiquita, M. Perrín; Sres. de laBour d Affaux, Burquet y Toledo. Y Q U E O B T U -l E R O N P R E M I O S EN LA F I E S T A D E LAS F O R E S D E PARÍS