Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CONSEJOS CASEROS La ó ARA IMPEDIR QUE LA ñoi M AÑERA DE AVERIGUAR S) LA la laseñoraica- P SE P O N G A LAS M E D ICRIADA CRIADA SE COME EL AZÚCAR de s e casa t a A S DE zará á mano una mosca de las más volátiles, procurando no matarla ni hacerle el menor daño. Esto de cazar moscas es cosa que hoy sabe hacer toda señorita que kaya recibido, por lo menos, una regular insti- ucción. Meterá la mosca en el azucarero y lo volverá á tapar con cuidado. Si cuando la señora vuelva á destapar el azticarero Si la señora de lacasausamedias, cosa que LA SEÑORA sucede con alguna frecuencia, debe saber que algunas domésticas suelen, sacarlas del canasto de la ropa sucia y ponérselas hasta el día en que viene la lavandera. Contra esta mala costumbre de las muchac h a s h a y dos procedimientos recomendables á cual más. Uno de ellos consiste en que la señora no se mude de medias hasta el momento preciso en que llegue la lavandera, aun cuando tarde un mes en venir. El otro consiste en poner las medias en el cesto de la ropa sucia después de haberlas espolvoreado por dentro con pica- pica, mostaza en polvo ó alguna otra substancia que ponga en carne viva las piernas de la Menegilda. OARA QUE EL GATO El gato es indispensable COMA DE TODO en muchas casas, pero tiene el inconveniente de no comer sino los manjares más exquisitos, siendo el pescado su bocado predilecto. Para que coma de todo, como cada hijo de vecino, la señora de la casa, á primera hora de la mañana y antes de lavarse la cara, si es, que tiene esta costumbre, cogerá el morro del minino con la mano izquierda, y mientras se lo mantiene cerrado, con la derecha le restregai á con un trocito de merluza c r u d a por encima de la nariz y donde no pueda l l e g a r á lamerse. De e s t a manera, todo le olerá á pescado al animalito y comerá cuanto le pongan delante, incluso lechuga. Es cosa probada. P A R A QUE EL PERRITO NO SEA Toda persona MORTIFICADO POR OTROS 1 ha 3 a e. studiado Latín y Htrnianidades conocerá el modo especial de saludarse cuando se encuentran dos perros, y sabrá también que después del saludo de ritual ermayor pega al menor una tanda de mordiscos proporcional a l a diferencia de tamaño entre uno y otro. Esto puede evitarse llevando al perrito de la casa con un bozal que tenga un pincho de unos tres centímetros, perfectamente aguzado- -puede servir una aguja de co- no está la mosca, es que la criada se come el azúcar á puñados. La señorita ó señora encargada de cazar el pequeño volátil tiene derecho á hacerlo con absoluta libertad; pero si antes quiere pedir permiso al Aero- Club, siempre será un acto de atención que hablará mucho en su favor. ¿AVERIGUAR SI UNA CRIADA Se toma una bo S F Í E B E EL VINO tellabienlavada, sobre todo, p o r dentro, y cjue no contenga residuos de bencina ni de álcali volátil; se tapará con un corcho y no con un taco de papel, y con ella se enviará á la doméstica á comprar un cuartillo de peleón ó de aguardiente, se- gún lo que la señora tenga por costumbre tomar entre horas. Cuando vuelva la criada, la señora de la casa saldrá á recibirla con la mano izquierda puesta sobre el ojo del mismo lado, fingiendo que se le ha metido una mota. -Fulana- -dirá á la doméstica, -haga usted el favor de soplarme en este ojo. La criada soplará con tierna solicitud, pues suelen ser de muy buen fondo, dígase lo que se quiera, y si la señora nota olor á espíritu en el soplo, tiene á la criada en excelente postura para largarle cou la derecha una bofetada á mano lleaa. ser- -á manera de pez espada. Por grande que sea el otro perro, saldrá corriendo omo alma que lleva el diablo, en el acto mismo del saludo. MELITON GONZÁLEZ