Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡SPn msüera... ifa en el cielo nos seduce su sonrisa; ya nos ofrece el consuelo de su perfumada brisa... Se oyen músicas de amores que los senhdos leoanfan; ¡os árboles echan flores y los pajarillos cantan. as almas buscan su dueño con impulsos anhelantes; y en su palacio el Snsueño celebra fiestas brillantes. Jlíaturaleza se engríe realizando su ilusión... ¡Zodo en el mundo sonríel ¡Codo ensancha el corazónl Mas, como siempre la vida por el contraste se rige, y si el p ¡aeer nos conuida pronto el dolor nos aflige, brotan, junto á esas venturas y en ¡amentabte abundancia, desazones y amarguras de reiatiaa importancia. Se reoue ¡ven ¡os humores- -reooiución que, en su prédica, ciertos amabiss doctores ¡aman pri naoera médica- -y una colección de granos comenzamos á exhibir... ¡insoportables tiranos que no nos dejan oioir... S) uro es e ¡castigo, ¿fe; pero esfuerza conlleoar ¡e, ¡Vo- -como todos- -no sé ¡a manera de evitarle! H abrumado considero, mientras luzco mi erupción, ¡que el hombre es sólo un granero cuando llega la ocasión ¡Primavera bendecida por mis queridos hermanos... Si has de endulzar nuestra vida ¡no nos la ¡enes de granos Ofende, irrita y subieoa ponerse á considerar que ¡a sangre se renueva de un modo tan granutar; y que a ¡querer desgranarse por estéticos motivos, tenga e ¡hombre que tragarse diversos depurativos... Jlsí cuando triunfa y briüa ¡Primavera amorosa, surge ¡a zarzaparriüa; quiere decirse: ¡a ¡Prosa... GIL P A R R A D O yf c