Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Una clase ai axrt íibn 2 Sw -fl Q U ijí- Í- N, 4 LA INSTALACIÓN A N T E E L M O D E L O PRIMEROS PREPARATIVOS PARA COPIAR D E L NATURAL V, 7 í ¿líiU p a t a las señoritas amantes de la pintura, la pri mavera viene á añadir un nuevo encanto á sws aficiones artísticas. En esta época del año, en que el campo recobra las perdidas galas y las praderas se cubren de aterciopelado verdor, y se revisten los árboles de su fino y fresco follaje, la pintura del natural es el encanto del paisajista. ¡Qué brillantez de colores! ¡Qué rica variedad de tonos ¿A quién no recrea la difícil pero bellísima labor de buscar en la paleta con la mayor fidelidad posible aquellas preciosas y variadas tintas? Las damas prefieren para estos trabajos al aire libre y á plena luz, la pintura á la acuarela, y no ciertamente porque ésta sea más fácil que los estudios al óleo. Muy al contrario; la acuarela requiere una espontaneidad y una frescura que no consienten los tanteos ni las enmiendas. El color debe fesnltar de primera intención y las equivocaciones, no se subsanan fácilmente. ¡Pero el procedimiento es tan limpio! ¡El material es tan cómodo de llevar! Un blok de buen papel, un lápiz para el bosquejo, un pincel, de dos puntas y una cajita de colores que no pesa nada, bastan a l a acuarelista paraSíts estudios del natural. ¡En la pintura al óleo se necesitan tantos chirirabolos, y luego es tan fácil mancharse las manos y el traje! Nada, nada; acuarela es lo mejor. La alegrepandilla de artistas, madruga, se reúne, se traslada al campo en u n a hermosa mañana y comienza á buscar un sitio que le sirva, de modelo. Esta suele ser la primera dificultad, que pudiéramos llamar á la francesa l embarras du chotx. Los artistas prefieren los sitios más cercanos á aquel en que residen, porque cuando se llega al lugar escogido, fatigado por una larga caminata, ni ios ojos ni, las manos tienen la misitia segu dnrl. A Ave!