Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Pensando en el ruin puchero y en oirás varias cosillas, preparo pluma, íinfero y un puñado de cuarfillas; en el sillón me acomodo, luego en la mesa me encajo, y, en fin, ya lo tengo fodo dispuesío para el trabajo... Duro y terrible precepto de la ley vieja y sagrada que, como todos, yo acepto, pop más que me desagrada... El hombre estará orgulloso cuando esa virtud ejerza, mas yo soy un virtuoso, como quien dice, á la fuerza; pues contra el trumbo homicida de esas májiimas ejítrañas, quisiera pasar mi vida pensando en las musarañas... Pero, en fin... mientras reposa mi esperanza en lo futuro, voy á escribir cualquier cosa que me saque del apuro. ¡Feliz el vafe inspirado que, sin ser del hambre presa, puede escribir sosegado sobre algo que le interesa! ¡Sloria al escritor que vale y que está siempre en su centro diciendo lo que le sale, lo que le salexle adentro... flosofros, á los que hostiga la actualidad momentánea- -diosa que á cantar se obliga la Prensa contemporánea- -y rápidos laboramos sin meditar lo que hicimos, y por vivir trabajamos, y por trabajar vivimos, somos- -perdón si o escurro, -sin fe y sin ansias de gloria, niuy parecidos al burro que saca agua de la noria... Pero, en fin... cese el lamento V acaben las reflexiones... ¡Uegó otra vez el momento de llenar los cangilones... Busco un asunto, una icca digámoslo así, servible, y principio mi tarea con un humor imposible. Escribo, tacho, corrijo, vuelvo á poner lo tachado- me desespero, me aflijo, me tranquilizo, me enfado; y, como todos los días, voy soltando con tristeza las variadas tonterías que saco de mi cabeza... De pronto hiere, mi oído, perdiéndose en el ambiento, la molestia del zumbido de una mosca impertinente... ¿Pensará que me consuela su épica trompa sonando... I o sé. LJO cierto es que vuela de aquí para allá, zumbando... Y en medio de este fastidio que me inquieta y que me e; íalta, yo la contemplo y la envidio, ¡pues tiene lo que me falta! Sus alas para elevarse, su trompa porque me enoje, libertad para posarse donde mejor se le antoje... ¡Quién como tú se elevara siquiera un poco hacia el cielo, y quién como tú volara, por más que es poco fu vuelo... f Mas ¿qué es esto, picarilla? Isa mosca, sin comprimirse, dejó sobre una cuartil a lo que no puede decirse. í ada, un punto: su tariefa, clara expresión de su juicio... ¡ka señal justa y discreta de su aprecio por mi oficio! Vecon Dio? mosca- impolítica: ni me ofendo ni me enfado porque hayas hecho la crítica de mi trabajo forzado. Gi! PARRADO