Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LAS PAMBAS DI: LA p a r a el viajero que visita la poética ciudad de Vene cia es un espectáculo, tan extraño como interesan te el que se le ofrece en! a magnífica plaza de San Marcos al sonar las dos de la tarde. Vibra todavía en el aire la segunda campanada, cuando de las esbeltas cúpulas de la hermosa basilica, de los tejados y de las molduras de los edificios que forman la amplia plaza, parten volando bandadas de palomas y acuden á recibir elalinien- to que seles dapor cuenta de la villa, lista costumbre tiene su orí gen, según la tradición, en el siglo XIII. Sitiaba entonces á Gandía el almirante veneciano Dándolo, y utilizó las palomas mensajeras, que transmitieron partes importantísimos que contribuyeron poderosamente á la conquista de la citada isla. Venecia recibió la noticia de e s t a victoria juntamente con las palomas que Dándolo la envió, ytomó talcariño á aquellas aves, que aún mantiene á s u s descendientes. La verdad es que el pueblo v e n e c i a n o tiene gran cariño á sus palomas, y estos animales e s t á n tan acostumbrados á que nadie les haga él menor daño y á que les den de comer, que basta proveerse de uno de los cartuchos de semillas que allí se venden para este fin, para que las palomas acudan y rodeen á la persona. TURISTAS INGLESAS EN LA PLAZA DE SAN MARCOS LAS PALOMAS RODEAN Á SUS BIENHECHORAS