Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÍMOR ENCARGELADO (MISIVA) Ceufa. -A Málaga. -Querida Marineía. Encanfo, vida; sei por mí siempre adorado; aunque preso, r. o fe olvida tu ftnfonio desvenfurado. Aquí me encuenfro cautivr pero el alma se me llena ele ilusión cuando fe escribo ¿Tienes salud? ¿Esfás buena Yo estoy sano y estoy vivo. Suírimienfos y pesares ni me abaten ni me agotan; me parezco á esos pilares enhiestos, aunque los mares los minan y los azotan. ñquí, de mi reja al pie, el mar se revuelve fiero, y yo le admiro y le quiero; íiablamos... no sé de qué, pero él es mi compañero. El mar es mi único amigo con mi desventura á solas, sólo á él mis penas le digo, y él se las lleva consigo y las repiten las olas. Amarrado como un perro, mis esfuerzos, todos vanos, se anulan en este encierro; mi voluntad y mis manos están sujetas con hierro. ¡Qué duro el grillo cruel! Suando entramos nos apriefs y en oprimirnos es fiel; contesta tú, Marineta: ¿eres fan firme como él? ¿Mesigues queriendo? Sí... ¿Confiaré en que fú me esperes? ¿INO me has olvidado, di? í j -Uk J i u i, De seguro que me quieres como yo fe adoro á ti. Tu voz. en mi oído suena; creo adivinar fu pena; muy cerca de mi te siento, y creo que es fu lamento el ruido de mi cadena. Desde mi prisión escucho tus llantos, tus oraciones, ¿Y fú, percibes mis sones? Yo aquí canto, canto mucho. ¿J O oyes desde ahí mis canciones? Canto coplas á diario, y mi voz vaga á través de ese mar fan solitario... ¡Si vieras qué triste es el canto del presidiario! iS sv: M HS y al fin va á hacerme justicia; Marineta, has de alegrarte, porque la que voy á darte es una buena noticia. Me sale al rostro el contento, que hasta hoy se guardaba oculto; cese ya fu sufrimiento: por mi buen comportamiento me han concedido ¡elindulfo! Pronto saldré. ¡Fuera penasl Preso ya en tus dulces lazos, tendré, si fú me condenas, por amorosas cadenas ¡as cadenas de fus brazos. RAFAEL M A R O T O DIBUJO DE MARTÍNEZ ABADES