Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(iCiPO ar coj REVÍSTA ANO XVIS ILUSTT ADA NUM. 833 MADRID, 20 DE ABRIL DE 1907 V Mr- i di j i LA RAZÓN DEL DIABLO GüSTÍN era un buen muchacho. Alto, fornido, simpático... y por dentro, miel. Incapaz de una mala acción, pasaba por el mundo sin odios ni rencores. Cuando oía alabanzas por su conducta irreprensible, respondía siempre lo mismo: No es mérito, es suerte. Tengo un ángel que me acompaña y aparta de mí los malos pensamientos; obedeciéndole, ya soy bueno. I, a gente se reía; pero no faltaba alguno, más crédulo ó más bondadoso, que, viéndole siempre correcto y siempre leal, no se dijera para sus adentros: ¿Quién sabe... Tal vez sea verdad. Es demasiado bueno para que no haya algo divino que ampare su condición humana. Y se acordaban de Israel, de Jacob, de Isaac... Lo que fué, puede volver á ser. Y unos en burla, otros en serio, todos llegaron á